02/11/2018, 10.43
YEMEN-ARABIA SAUDITA-EEUU
Enviar a un amigo

Yemen: detrás del consejo de Washington, sauditas y emiratos median por una paz ‘de fachada’

de Pierre Balanian

Parte de Washington el pedido a las partes en lucha para que finalicen los combates e inicien los negociados. La prensa estadounidense “descubre” la tragedia del país, con niños reducidos a piel y hueso. El caso Khashoggi y las responsabilidades de bin Salman en Yemen. Rebeldes houthi: la solución a la crisis debe ser y permanecer como algo “entre-yemenitas”, también “libres de injerencias extranjeras”.

 

Saná (AsiaNews)- En el martirizado Yemen cayó el muro de la ley del silencio. Desde Washington el secretario de Estado y el ministro de Defensa intiman: “Las partes en conflicto tienen 30 días de tiempo para poner fin a los combates y sentarse alrededor de la mesa de los negociados”. Inmediata la reacción del gobierno de Saná, que está dispuesto a reiniciar los coloquios de paz con los rebeldes houthi, en el contexto de una creciente presión internacional para que termine el conflicto. “Yemen - se lee en una nota difundida ayer- está listo para reiniciar inmediatamente las tratativas (de paz)”, respondiendo al pedido de las Naciones Unidas al respecto.

Mientras tanto, después de casi 4 años, también los periódicos de los EEUU “descubren” la tragedia: el New York Times publicó recientemente un reportaje fotográfico perturbador sobre las víctimas yemenitas, sobre todos de niños reducidos a piel y huesos. La guerra es definida como “una de las tragedias más inhumanas desde la época de la Segunda guerra mundial”. Un cambio positivo al cual han adherido Londres y París; al contrario, de parte de los países que desencadenaron la guerra, no llegó aún ningún comentario: los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, ambos aliados de los EEUU, gran Bretaña y Francia.

Ya desde el primer día de las intervenciones de Riada y Abu Dhabi, los Estados Unidos habían apoyada a Arabia Saudita con la ayuda de Inteligencia, imágenes satelitales, ayuda logística y otras; quizás hasta con expertos militares en el campo y ataques aéreos. Una convicción tan radicada en los Ansar Allah, tanto com o acompañar cada lanzamiento de misiles en dirección de Arabia Saudita o de los Emiratos acompañado por el  grito de. “Muerte a América”.

El “caso Khashoggi”, con todo lo que éste provocó, no podía no atraer la atención sobre un crimen realizado esta vez contra la humanidad y siempre bajo la guía directa del heredero al trono Moahammad bin Salman (Mbs),     que en Riad es definido como el artífice y arquitecto de la guerra en Yemen. Las derrotas militares de la coalición guiada por Arabia Saudita y por los Emiratos en la batalla por el control del puerto de Hodeyda causó muchas pérdidas de vidas humanas en ambas partes. Y obligó a la coalición (sobre todo a Arabia Saudita y a los Emiratos Árabes Unidos) a hacer llegar, según fuentes de AsiaNews, a nuevos mercenarios llegados de Somalia y de otros países africanos.

Después de los repetidos fracasos militares y la escalada de la tragedia humanitaria se llegó a una situación ya no más sostenible. Una tragedia que ni siquiera los países potentes y aliados de occidente podían continuar a tolerar o sostener más ni a cubrir. Atrapados en el pantano yemenita, ya sea Abu Dhabi como Riad dieron varias veces señales de quererse retirar sin perder la cara. después de tantas derrotas, estos dos países se dirigieron a muchas organizaciones internacionales. Es por esto que difícilmente Arabia Saudita y los Emiratos dejaran escapar esta oportunidad de una vía de salida proporcionada por los EEUU.

No se puede decir lo mismo de los Ansar Allah (los houthi), que saben que ganaron la guerra y que ven en los negociados el intento de obtener con la política aquello que no han conseguido por la guerra. es lo que precisó Hazzam Al Assad, de la Oficina política de los rebeldes chiíes, que declaró: “Sabemos muy bien que los aviones que matan a mujeres y niños son aviones americanos---estamos en conocimiento que hay una cobertura americana [...] entonces como consecuencia frenar la agresión sucede por manos de los americanos y no por Arabia Saudita ni por los Emiratos Árabes.

“Los americanos-concluye- están tratando de desviar la atención de los crímenes realizados por Arabia saudita en Yemen o con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi”. Y acusó a Washington a través de esta propuesta de mirar “a la repartición de Yemen”, verdadero motivo de la guerra deseada por Washington. La única solución a la crisis debe ser “entre yemenitas y se podrá realizar por los mismos yemenitas si los dejan libres de injerencias extranjeras”.

Le hace eco Mohamed Ali Al Houthi, el cual considera la declaración estadounidense como“formal, no seria y como una fuga de las responsabilidades. El ministerio de Exteriores de Saná, Hisham Sharaf, en cambio por su parte, recibió favorablemente “los esfuerzos del enviado especial de la Onu para Yemen que miran a poner fin a los enfrentamientos armados, levantar el embargo y alcanzar una solución política duradera”.

Abdel Ghani, analista yemenita, afirma que “los Estados Unidos son la parte del problema y que no pueden ser al mismo tiempo parte de la solución y mucho menos mediadores”. Queda la pregunta fundamental: ¿cómo podrá la comunidad internacional ganar el desafío e interrumpir la huella del hambre y de las epidemias que amenazan el exterminio a un entero pueblo inocente de 23 millones de habitantes.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Misiles dirigidos contra la Meca y Jeddah abatidos por las fuerzas de seguridad sauditas
21/05/2019 11:17
Bombardeos sauditas, en respuesta a los ataques hutíes en los oleoductos
16/05/2019 10:59
Vicario de Arabia: Espero volver a Yemen antes de terminar mi obispado
29/03/2019 13:54
Hudaydah, decenas de miles de civiles bajo asedio. En Yemen la situación es ‘dramática’
06/11/2018 11:28