Siria: USA y Gran Bretaña paran el envío de armas a los rebeldes
Washington y Londres paran el envío de armas no letales a los rebeldes sirios por temor de sostener a los grupos jihadistas. Continúa el envío de ayuda humanitaria. Primera indiscreción sobre los participantes a Ginebra II: Irán y Arabia Saudita entre los participantes. El Concejo para la cooperación del Golfo (Gcc) condena a Assad, pero también la presencia de fuerzas extranjeras en Siria.

 

Damasco (AsiaNews)- EEUU y Gran Bretaña han suspendido el envío de armas no letales- equipos, tanques, materiales de comunicación- a los rebeldes sirios, pero continuarán enviando ayuda humanitaria. A decidir a Washington y Londres a romper las relaciones con los rebeldes es el continuo crecimiento de grupos jihaidistas que en pocos meses han suplantado las tropas del Free Syrian Army, que es el único ejército de la oposición todavía laico.

La semana pasada los combatientes del Islamic Front, coalición que representa a los siete principales movimientos jiahidistas presentes en territorio sirio, han echado a las formaciones del Fsa de Bad-al-Hawa roca fuerte rebelde situada en la frontera turca. Ayer, Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca confirmó que luego de lo ocurrido en Bad al- Hawa los EEUU "han suspendido la entrega de materiales no letales y medios de asistencia destinados a los rebeldes de que estaban en el norte de Siria". También Londres mira con preocupación la ocupación extremista contra la ocupación en Bashar al Assad. Hugh Robertson, sub secretario de Estado británico, declaró a la Bbc que si "por el momento ningún material cayó en manos de los militantes islamistas, es razonable suspender las ayudas hasta que no se vea claro sobre cuánto está sucediendo" entre las filas de la rebelión.

Hasta ahora el gobierno Usa envió armamentos a los rebeldes por unos 181 millones de euros, mientras que Cran Bretaña unos 24 millones de euros. Las así llamadas armas no letales, consisten en equipos aptos a mejorar la eficiencia de la guerrilla con vehículos 4x4, armas, generadores, kit para la purificación del agua, medicinas y máscaras anti-gas.

En vista de la Conferencia de paz en Ginebra del 22 al 24 de enero de 2014, Países del golfo, Irán y EEUU han iniciado a definir sus propias posiciones miradas a encontrar una solución al conflicto sirio, costado en 3 años más de 120 mil y millones de evacuados. Según fuentes cercanas a los organizadores del evento, serán al menos 32 los países presentes en Ginebra. Además de los 5 miembros permanentes del Concejo de Seguridad (EEUU, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China), participarán a la Conferencia también delegados de Irán y Arabia Saudita que juegan en frentes opuestos, el primero sosteniendo al régimen de Bashar al Assad, el segundo apoyando y financiando grupos de la oposición. Cada delegación estará compuesta por 9 miembros y también la oposición y el régimen deberán presentar sus propias listas. El término de adhesión caduca el 27 de diciembre, pero podrían haber prórrogas para permitir a cuántos más Países poder participar. Durante una visita a Teherán, Sergei Lavorv, ministro de Relaciones Extranjeras  rusas, subrayó la importancia de la Conferencia de paz sosteniendo que "todos los Países responsables deben hacer algo para logra un resultado positivo". "Aquellos que son contrarios- agregó- muestran una falta de compromiso frente a los pedidos de la comunidad internacional".

La preparación de Ginebra II y la parcial rehabilitación de Irán, guiado por Hassan Rouhani está metiendo a dura prueba la cohesión de EEUU y el Golfo. El 10 de diciembre el Concejo de cooperación de las 6 monarquías del golfo (Gcc) se reunió en Kuwait sin los representantes de Oman, Emiratos árabes unidos y Arabia Saudita en contraste entre ellos sobre la futura confederación de las monarquías, deseado por los sauditas, pero también por las posiciones divergentes en relación del histórico enemigo iraní. Al encuentro los monarcas han pedido "el retiro de todas las fuerzas extranjeras de la Siria", en referencia a los combates del movimiento chiíta libanés Hezbollah y a los consejeros militares iraníes que apoyan al ejército lealista, fiel al gobierno del presidente Assad. Los líderes han condenado también el continuo genocidio contra el pueblo sirio cometido por el presidente Bashar al Assad.

 

 

SIRIA_(f)_1213_-_Armi_non_letali.jpg