Nepal. El dinero de los migrantes sustenta la economía. A costo de esclavitud y violencia
de Christopher Sharma
Con 3,2 billones de euros al año las remesas de los trabajadores en el exterior, cubren el 24% de la economía local. En 5 años más de 2630 nepaleses muertos en circunstancias misteriosas en los Países árabes.

 

Katmandú (AsiaNews)- Los trabajadores emigrados nepaleses son un gran recurso para Nepal que gracias a ellos y a sus envíos de dinero pueden hacer frente a la crisis económica. Casi el 24% de las entradas del Estado son fruto de los envíos que sólo en 2012 fueron de unos 3,2 billones de euros. El dinero enviado a la patria contribuye al desarrollo de las familias y del mismo País, pero es el fruto de trabajos al límite de la esclavitud y a menudo muchos jóvenes emigrantes pierden la vida en los Países que los hospedan.

Según fuentes del gobierno de Katmandú, los trabajadores residentes en el extranjero son unos 3 millones, pero la cifra llega a 5 millones si se agregan también los emigrantes irregulares. Una relación del Foreign Employament Promotion Board (Fepb) y de las autoridades del aeropuerto internacional de Tribhuguan publicado en ocasión de la Jornada mundial de emigrante, que se tuvo el pasado 18 de diciembre,  muestra las dramáticas condiciones de vida de los nepaleses en el extranjero. Cada día llegan a la patria al menos 3 cuerpos de ciudadanos nepaleses muertos en circunstancias misteriosas, mientras son centenares los trabajadores heridos en el trabajo que deciden volver a Nepal.

En 20 años son unos 7.400 nepaleses muertos durante el trabajo, durante su permanencia en el extranjero. Desde el 200 se registra un incremento de muertos en los Países árabes musulmanes: 3500 en Arabia Saudita y 200 en Malasia. En 5 años los Países del Golfo y los Estados asiáticos en vías de desarrollo son las metas principales de la emigración nepalesa, dispuestos a trabajar en condiciones de casi-esclavitud. Para el Fepb desde 2004 murieron unas 2630 personas emigrados a los Países del Golfo y al sudeste asiático: 736 en Arabia Saudita, 950 en Malasia, 614 en Qatar, 215 en Emiratos Árabes, 72 en Kuwait, 47 en Bahrein y 31 en Corea. Son miles, en vez, los casos de tortura y abusos a causa de la fe registrados en los Países musulmanes. Brad Adams responsable de la Human Right Watch para los Países del Giolfo subraya que "los Países del Golfo deberían reconocer el rol crucial de los trabajadores extranjeros en sus economías y tomar medidas adecuadas para proteger los derechos de los trabajadores y mirar a la incolumnidad". El responsable de Hrw invita también a los Países de Asia del Sur a finalizar con los abusos contra los emigrantes".                             

Para la International Domestic Workers Trade Union, organización que reúne a los trabajadores empleados como domésticos, el sindicato internacional Trade Union Confederation y Hrw, al menos el 40% de los emigrantes como acompañadores y empleadas domésticas sufren violencia, entre las cuales golpes, detenciones en esclavitud y abusos sexuales. La mayor parte son mujeres que provienen de India, Nepal, Indonesia, Sri Lanka y Camboya. En algunos Países es el mismo Estado que promueve leyes restrictivas en relación con los derechos humanos. Un ejemplo es el sistema de la "Kafala" vigente en Qatar y en otros Países árabes, que obliga al neo-asumido a entregar su pasaporte al empleador, que a menudo usa de este poder para chantajear al dependiente. Sali Shelly representante de Hrw en Qatar subraya "que es absurdo pensar que en los Países más ricos del mundo haya personas que sufran hambre. Las autoridades qatariotas debería tomar inmediatamente soluciones". Hasta ahora sólo 25 Países han adherido a las convenciones internacionales para la protección de los trabajadores emigrantes. Sudamérica ha hecho grandes pasos en adelante en la defensa de los trabajadores extranjeros, mientras que en Asia y Filipinas han firmado tales acuerdos, que se refieren sólo a las domésticas, acompañantes y servicio doméstico.

 

 

NEPAL_(f)_1220_-_Lavoratori_migranti.jpg