Ginebra II, gobierno y oposición se enfrentan sobre el destino de Bashar al-Assad
El gobierno propone a los rebeldes respetar la soberanía de la República Siria, elecciones democráticas sin presiones externas y la salida de escena de los terroristas. La oposición rechaza cualquier confrontación. En Homs, el ejército concede a mujeres y niños abandonar los barrios bajo asedio, pero ninguna caravana humanitaria ha entrado a la ciudad.

Ginebra (AsiaNews)- Los coloquios entre delegados del gobierno y los representantes de los rebeldes en curso en Ginebra se bloquean sobre la salida de escena de Bashar al Assad, después de pequeños pasos hechos los días pasados sobre la liberación de los prisioneros y la apertura de un corredor humanitario en los barrios de la ciudad vieja de Homs. La oposición rechazó una declaración en la cual el régimen ha elencado los puntos sobre los cuales se está dispuesto a discutir, pero sin mencionar la transferencia de poderes a un gobierno de transición.

En el documento el gobierno sirio pide a los rebeldes respetar la soberanía de Siria, consignando los territorios en mano de las milicias y abandonando toda forma de extremismo religioso. La declaración invita a todos los países a no armar a los terroristas, evitando cualquier forma de apoyo ideológico y material. El gobierno sirio rechaza cualquier forma de ingerencia extranjera y pide que los sirios decidan solos el futuro de su país, a través de medios democráticos.

Fuentes internas a la delegación guiada por Bashar Jafari, embajador sirio en la Onu, subrayan las autoridades están dispuestas a discutir cada punto de la declaración, pero Hadi Albahra (delegado del Concejo nacional sirio, Cns), habría puesto un neto rechazo a cualquier confrontación. Entrevistado por la Bbc, antes del inicio del encuentro Jafari precisó: "Miente quien sostiene que a los coloquios se hable de una salida de escena de Bashar al-Assad. Esto no está en agenda y tal punto no está ni siquiera escrito al interior del comunicado de Ginebra I".

Iniciados el 25 de enero los encuentros a puertas cerradas entre el gobierno sirio y la oposición se desarrollaron "en un clima tenso pero de colaboración", como subrayó más veces Lakdhar Brahimi, enviado especial para la Onu y la Liga Árabe por la cuestión siria y responsable de los coloquios. Hasta ahora las dos partes no han subscrito algún acuerdo, pero habría un entendimiento sobre la liberación recíproca de algunos prisioneros. Los rebeldes han prometido que enviarán una lista con los nombres de las personas detenidas por los milicianos  y lo mismo hará el gobierno. Las dos partes afrontan también la crisis humanitaria de Homs. Brahimi confirmó que el gobierno ya dio orden al ejército de hacer evacuar la ciudad a mujeres y niños. Los otros civiles podrán huir, pero para la seguridad las autoridades quieren una lista de nombres. Por el momento los 12 camiones de la media luna roja que están estacionados en la periferia de la ciudad están aún parados.

SIRIA_(f)_0127_-_Negoziatori.jpg