Las mesas abiertas hasta las 19. Nadie duda de la victoria de Assad
Algunos lectores se pinchan el dedo y "votan por Assad con la propia sangre". La oposición, también aquella del interior del País y clandestina, boicotea a las elecciones. Solo una parte de los prófugos logró votar. Damasco invita a los refugiados a volver a la patria para participar en las elecciones. Siempre más fuerte la opción militar y la guerra.

Damasco (AsiaNews)_ Comenzaron esta mañana en Siria las opraciones de voto para la elección del presidente. En el País que desde hace 3 años está inmerso en una guerra civil y regional, nadie duda que el ganador será Assad, en el poder desde hace 14 años. Pero en el pasado él fue elegido y confirmado con un referéndum, hoy, por primera vez en la historia de Siria, en la boleta hay más que un solo nombre: el de Assad, 48 años, alauita; del hombre de negocios Hassan al-Nouri, 54 años, musulmán suní; del abogado Maher al-Hajjar, 46 años, también él suní.

La campaña electoral fue desproporcionada: mientras las gigantografías de Assad aparecían por todas partes, era muy difícil encontrar fotos de los otros 2 candidatos.

Según el primer ministro sirio Wael al-Halqi, esta es una "jornada histórica" para Siria y una gran afluencia al voto mostrará que la población quiere hacer del proceso electoral "un suceso".

En la capital, desde esta mañana, hay una fila de personas que va a votar; alguno ni espera siquiera de retirarse de la urna y pone su esquela abiertamente. Algunos se punzan el dedo y manchan la esquela para "votar por Assad con su propia sangre" (v. foto).

El Ministerio de Exteriores declaró que hay 15,8 millones de votantes, dentro y fuera de Siria, y unas 9600 sedes electorales en el país. Las sedes se abrieron esta mañana a las 7 y cerrarán a las 19. Pero si hubiese una gran afluencia, esas podrán permanecer abiertas por otras 5 horas.

El problema es que no todos los sirios pueden votar. Los grupos rebeldes han definido a las elecciones como "una farsa" y prohíben el voto. Pero el Concejo nacional sirio y la oposición no violenta (clandestina en el País) pide que se boicotee el voto, que llevará sólo a reforzar el poder de Assad.

Los sirios del extranjero han podido votar en los días pasados en más de 40 embajadas sirias. Pero algunos Países-como Francia, Alemania, Gran Bretaña- no olo han permitido, apoyando el juicio de la oposición.

El problema más preocupante es el de los prófugos dispersos entre Turquía (700 mil), Líbano más de 1 millón), Jordania (600 mil), Irak (220 mil). En Jordania y Líbano ha podido votar una pequeña parte; en Líbano, el gobierno de Damasco invitó a los prófugos a volver a Siria para votar, ofreciendo pasajes gratis. El ministerio del Interior libanés advirtió, que si vuelven a Siria pierden el estatuto de refugiados.

Para muchos de estos prófugos, el reforzamiento de Assad significa el sueño del fin de la guerra y la posibilidad de volver a la patria, para otros, votar y votar por Assad significa "votar por la propia matanza".

Analistas afirman que la muy probable victoria de Assad, reforzará su legitimidad y hará difícil cualquier diálogo sobre la transición. En los meses pasados, en los diálogos apoyados por la Onu y por la Liga árabe, la oposición ponía como fundamento el alejamiento de Assad del poder como condición para la transición. Después de este voto, los diálogos serán imposibles y se reforzará la opción militar.

Mientras tanto la guerra-que costó la vida a más de 160 mil personas- continúa: en los últimos meses las tropas del gobierno han tenido varias victorias, mientras que la oposición, siempre más dividida entre islamistas y "laicos", se muere en luchas intestinas. El Observatorio para los derechos humanos, con base en Gran Bretaña, afirma que desde el mes de enero hasta hoy, a causa de los ataques aéreos con barriles de explosivos, murieron unas 20 personas en la zona de Aleppo. Violentos combates se prosiguen también en el centro del País, en el sur y cerca de Damasco.

 

 

 

 

SIRIA-_Elezioni_con_il_sangue.jpg