Pedido a los líderes religiosos para liberar a los 60 mil nepaleses atrapados en Irak
de Christopher Sharma
El ministerio nepalés de Exteriores pidió ayuda al Interreligious Council of Nepal (Icn), que comprende personalidades musulmanas, hindúes, budistas y cristianas. La mayor parte de nepaleses en Irak está allí en modo ilegal, si pasaporte no documentos de viaje. Ka

katmandú (AsiaNews)- Nepal lanza un pedido a todos los líderes religiosos y a la comunidad internacional para salvar a los casi 60 mil ciudadanos suyos, atrapados en Irak por la guerrilla entre las milicias suníes y el gobierno chií. El gobierno encargó a un diplomático como enviado especial para gestionar las operaciones de recuperación, iniciadas hoy. "El funcionario-explicó Mahendra Bahadur Pandey, ministro nepalés de Exteriores- se coordinará con nuestras misiones en Paquistán y en Kuwait, además que con organizaciones internacionales"

Hablando a AsiaNews, Pandey explica. "No tenemos datos oficiales y los estamos recogiendo con la ayuda de varias asociaciones".

El ministerio de exteriores ha organizado un encuentro especial para formalizar el pedido de ayuda al Interreligious Council of Nepal (Icn), que está compuesto por musulmanes, hindúes, cristianos y budistas. El ministerio de Exteriores está convencido que los representantes de las diversas religiones puedan establecer un contacto con ambas partes.

Nazrul Hussein, líder islámico y secretario del Icn, declaró: "Trataremos de hacer lo mejor para evitar la violencia". El p. Robin Rai, sacerdote católico, asegura: "Los líderes religiosos de Nepal están listos para la paz. Combatiremos todos juntos contra cualquier tipo de violencia".

Un comunicado difundido ayer por el ministerio de exteriores explica: "La situación de la seguridad interna de Irak es complicada, hostil y frágil. Existe la posibilidad que muchas más zonas puedan ser golpeadas por el avanzar de la tensión. El ministerio exhorta a los nepaleses que viven en Irak a que sean cautos y dejar el país lo antes posible". Según las autoridades, sólo aquellos que viven en la Zona verde de la capital, Bagdad pueden considerarse al seguro.

Katmandú prohibió a sus ciudadanos  visitar Irak. En teoría por ley Bagdad no puede asumir trabajadores extranjeros. Por esto la mayor parte de los nepaleses llegó a Irak por vías secundarias -India, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar- y trabajan ilegalmente, sin pasaporte ni documentos de viaje.

NEPAL-IRAQ_-_0625_-_Lavoratori_(F).jpg