China, corrupción en el Partido: 75 mil investigados, pero los pesos pesados están a salvo
La campaña lanzada por el presidente Xi Jinping "contra los tigres y las moscas" en el Pcc produjo algunos resultados, pero según los expertos la finalidad primaria era reforzar su autoridad personal. El 27% de las encuestas se concluyeron con un castigo, para los otros sólo una advertencia. Los "principitos" se salvaron porque "más fieles" al líder.

Beijing (AsiaNews)- Desde el lanzamiento de la campaña nacional contra la corrupción, iniciado en enero de 2013 por directa voluntad del presidente Xi Jinping, el Partido comunista chino investigó a unos 75 mil de sus inscriptos. Sin embargo, dicen los analistas y expertos, ésta "ya está cerca de su conclusión" y "no tendrá gran impacto, dado que no fueron tocados los principitos". El término indica a los hijos de los notables del Partido, del cual el mismo Xi es expresión.  

Los datos fueron publicados por el Cotidiano del Pueblo. Según la Comisión central para la inspección y la disciplina, de enero 2013 a fines de agosto de 21014 fueron abiertas 74.33 encuestas por corrupción. El 27 de las cuales concluyeron con una condena, el resto con "advertencias". El Partido cuenta con unos 86 millones de miembros.

La campaña "contra los tigres y las moscas", o sea contra los funcionarios de rango elevado y menor, fue lanzada por Xi Jinping apenas éste se convirtió en Secretario general del Pcc. Hasta hoy les costó la cerrera a 51 funcionarios de nivel provincial y ministerial: los casos más notorios fueron aquel contra Zhou Yongkang, ex "zar" de la seguridad nacional y miembro de la Comisión permanente del Politburó, y contra Xu Caihou, ex vicepresidente de la potentísima Comisión militar central.

Sin embargo, los expertos subrayan que la "caza a los tigres" parece haber terminado, dado que ningún "principito" terminó bajo investigación. Chen Daoyin, profesor asociado junto a la universidad de Ciencias políticas y leyes de Shanghai explica: "No creo que Xi Jinping intente atacar a los principitos, porque los considera mucho más fieles de aquellos funcionarios que provienen de familias populares". Esto porque "también Xi Jinping es un principito, y la campaña ya alcanzó sus finalidades principales: reforzar la autoridad personal del líder y obtener el apoyo de la población".

CINA_-_1006_-_Arresti_corruzione.jpg