Kachin: miles de civiles en fuga por las nuevas violencias entre el ejército y los rebeldes
Al menos 2 mil personas han encontrado refugio en iglesias y monasterios. Los militares han atacado, a continuación de un secuestro expreso de un político local, liberado en menos de 24 hs. Testigos afirman que el ejército no esperó la liberación, sino que inició un ataque deliberado. Nada de hecho en los coloquios de paz.

Yangon (AsiaNews)- Son más de 2 mil los habitantes de algunos pueblos del Estado de Kachin, al norte de Myanmar, cerca de la frontera con China, en fuga debido a las nuevas violencias entre el ejército birmano y los rebeldes locales del Kachin Independence Army (Kia). El nuevo éxodo inició en las primeras horas de la mañana de ayer; muchos para escapar a los ataques de los morteros, han buscado refugio dentro de las iglesias y monasterios de la pequeña ciudad de Hpakant. Causa de los enfrentamientos, el secuestro realizado el 14 de enero de un político local por parte de las milicias rebeldes; el hombre fue liberado el día sucesivo, pero el ejército birmano aprovechó del secuestro rápido para desencadenar un nuevo ataque contra el Kia, pero lo que pagaron la culpa fueron los civiles inermes.

Fuentes kachin afirman que habían advertido a los militares de la inminente liberación del ministro de transporte del Estado Kachin, Kamann Du Naw, "pero o han querido esperar la liberación" y se aprovecharon "para atacarnos". No hay noticias ciertas sobre los 3 policías, que se encontraban en compañía del político en el momento del rapto.

Por el momento no hay noticias de muertos o heridos, pero hay miles de personas que debieron abandonar sus casas y ahora fueron "acogidas en iglesias y monasterios". A despecho de tentativos de coloquios de paz entre las altas esferas gubernamentales, advierte un testigo, "en el campo de batalla se continúa combatiendo".

Myanmar está compuesto por más de 135 etnias, que siempre tuvieron dificultades de una convivencia pacífica, en particular con el gobierno central cuya componente es de mayoría birmana. En el pasado la junta militar usó la mano dura contra los más rebeldes, entre los cuales los kachin en el homónimo territorio en el norte, a lo largo de la frontera con China.

Reiniciada en junio de 2011, después de una relativa calma, la guerra en el Estado de Kachin y causó decenas de muertos civiles y al menos 200 mil evacuados; en agosto pasado los obispos de la región han hecho un pedido por la paz, deseando se encuentre una solución "duradera" del conflicto.

MYANMAR_-_ribelli_kachin.jpg