Maharashtra: el gobierno ordena una campaña contra las escuelas coránicas
de Nirmala Carvalho
Las autoridades estatales listas para inspeccionar 1.889 madrazas registradas: aquellas donde no se enseña inglés, matemáticas y ciencias perderán el status de institutos educativos formales. Decisión criticada como inconstitucional”, pero el gobierno se defiende: “Modernizamos la oferta educativa”. Teólogo i islamólogo jesuita dice a AsiaNews: “Injerencia que hay que evitar, amenaza los valores democráticos”

Mumbai (AsiaNews)- Las madrazas (escuelas coránicas) de Maharashtra que no enseñen inglés, matemáticas y ciencias, perderán el status de “escuela” y sus estudiantes serán considerados “iliteratos”. Lo declaró hoy el gobierno del Estado, anunciando para mañana una inspección en todos los 1.889 institutos educativos islámicos registrados. Decidida por el Departamento estatal para los asuntos de las minorías, la decisión ya suscitó críticas por parte de numerosos partidos políticos y organizaciones musulmanes, que la definieron “inconstitucional”. El Bharatiya Janata Party (Bjp, nacionalista hindú), al gobierno de Maharashtra, defiende la decisión de querer “modernizar y uniformar” la oferta formativa.

Dilip Kamble. Ministro estatal para los Asuntos de las minorías, explica que no es intención del gobierno discriminar alguna comunidad en particular. “No sólo las madrazas- subrayó- sino también las gurdwaras (sikh- ndr) y los institutos cristianos, perderán el status de escuela, si no ofrecerán el estudio de esas materias”.

El p. Victor Edwin sj- director del Vidyajyoti Institute of Islamic Studies (Vidis), teólogo y experto de relaciones islámico-cristiano- explica a AsiaNews las críticas de la decisión tomada por el gobierno de Maharashtra. “El art. 26 de la Constitución de India (1949)- subraya- afirma en modo categórico que “cada denominación religiosa […] tiene el derecho de fundar y mantener institutos para las finalidades religiosas y caritativas; dirigir sus propios negocios en materia de religión; poseer y adquirir propiedades muebles e inmuebles; administrar tales propiedades según la ley”. El espacio laico concedido por la Constitución honra y refuerza a las minorías ya los grupos más marginados, acordando a ellos el justo lugar en la democracia hindú, salvaguardando sus derechos y privilegios”.

El jesuita, que estuvo varias veces en escuelas coránicas, quiere subrayar que “las madrazas en India no adoctrinan, ni enseñan la intolerancia hacia las otras religiones. Ciertos textos- textos legales- son muy antiguos, pero son los mismos docentes los que deciden cuáles enseñanzas dar mayor relevancia y eventualmente cuáles actualizar. Por esa que mi humilde opinión, el cambio debe ser desde el interior  e iniciado por los muchos intelectuales islámicos”.

“En mis profundizaciones y largas colaboraciones con académicos musulmanes- agrega-,ellos mismos han expresado la necesidad de actualizar su propio curriculum e incluir materias como ciencia y matemáticas”. De hecho, de las 1.889 madrazas registradas en Maharashtra, ya 550 han incluido estas materias en sus planes de estudio.

Sin embargo, subraya el jesuita, “muchos maulana, que conozco personalmente, se oponen a la interferencia del gobierno en la administración y en la gestión de las madrazas. Este tipo de injerencia debería ser evitada porque amenaza los valores democráticos y da la percepción de poner en riesgo a las comunidades marginadas, como los pobres y las minorías y su futuro”.

 

 

INDIA_(F)_0703_-_Madrassa.jpg