Migrantes: la resolución de la UE, “es ridícula teniendo en cuenta la magnitud del problema”
Los ministros europeos de Interiores han votado en su mayoría por la distribución de 120.000 migrantes de Italia y Grecia en los 28 países de la Unión. Los Estados del sudeste han votado en contra. Sirios, eritreos e iraquíes tendrán prioridad sobre los otros. Juncker: "Se necesitan esfuerzos mayores, Líbano y Jordania hacen mucho más que nosotros".

Bruselas (AsiaNews/Agencias)- El Consejo de ministros de Relaciones Interiores de los países de la UE aprobó ayer un documento que prevé la redistribución de 120.000 migrantes a Italia y Grecia entre los 28 Estados de la Unión. La decisión fue decidida por mayoría, con el voto contrario de Rumania, República Checa, Hungría y Eslovaquia. Finlandia se abstuvo. Una propuesta para la colocación de otros 54.000 refugiados en Hungría fue rechazada.

Desde hace meses que no se detiene la ola de prófugos procedentes de África y de las zonas en guerra en Medio Oriente, que llegan a Europa escapando de la pobreza y de la violencia, en busca de asilo y de un futuro mejor. La resolución de ayer es la primera con la cual la Unión Europea reglamenta la redistribución de los centenares de miles de personas que están alojadas en los campos de acogida.

La falta de unanimidad en la votación hace evidente la ruptura entre los países de la Unión europea en relación a este problema, con los Estados del sudeste que continúan rechazando toda solución que implique una acogida de migrantes dentro de sus propias fronteras. Robert Fico, Premier eslovaco, declaró: “En tanto yo sea Prémier, las cuotas obligatorias no serán aplicadas en el territorio eslovaco”. “Sólo el futuro mostrará hasta qué punto este documento es un error”, agregó Milos Zeman, presidente de la República Checa.

Los 120.000 migrantes que hay que colocar son aquellos que llegaron en los últimos meses a las costas italianas y griegas, provenientes de Asia y África, y que “claramente están necesitados de protección internacional”. La prioridad será dada a los sirios, eritreos e iraquíes. En el primer año, serán distribuidos en los países de la Unión 15.600 personas que arribaron a Italia y 50.400 que arribaron a Grecia. Los restantes 54.000 se transferirán en el transcurso de un año y las cuotas de distribución serán decididas en base a las necesidades de los estados que los hospedan.

Los 28 países de la UE no podrán rechazar acoger a los migrantes asignados, sino que sólo podrán pedir una prórroga, para poder preparar mejor las estructuras y esto será aplicable a un 30% de la cuota, que será asignada en base al nivel económico cada país y al número de pedidos de asilo recibidos hasta ahora. La multa para los transgresores es equiparable al 0,002% del PBI. Los Estados recibirán 6.000 euros por cada migrante acogido.

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, juzga que no es suficientemente amplia la maniobra aprobada: “¿120.000 refugiados? Somos ridículos, dada la magnitud del problema. Me pregunto si los libaneses o los jordanos [en el Líbano el número de refugiados equivale a casi el 50% de su población- ndr] entienden de qué estamos hablando. La balanza de la Unión europea debe reaccionar a la crisis de los migrantes. Necesitamos mayores recursos donde haya mayor necesidad, por ejemplo para el Frontex”.

Según los datos pronosticados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCSE) el número de migrantes en Europa alcanzará un millón en el transcurso del 2015 (contra los 630.000 del año pasado) y permanecerá en estos niveles durante casi un decenio. La Unión Europea estima que, de los casi 500.000 migrantes que ya han llegado a su territorio durante este año, 350.000 son idóneos para recibir asilo o alguna forma de protección internacional. Las proyecciones de las Naciones Unidas hablan de unos 4 millones de refugiados sirios en el Líbano; los que están ubicados en Jordania y Turquía estarían dispuestos a ir a Europa en los próximos meses.

 

UE_-_0923_-_Migranti.jpg