China, el gobierno prohíbe curaciones médicas al abogado disidente Gao Zhinaheng
El hombre que pasó ya diversos años en la cárcel, perdió los dientes debido a las torturas sufridas en la cárcel. No obstante haya sido liberado en el año 2014, vive aún en arresto domiciliario. Los policías que lo han detenido “no sabían ni siquiera porque estaban en mi casa para impedirme viajar”.

Beijing (AsiaNews)- El gobierno chino impidió al abogado disidente Gao Zhisheng poder curarse los dientes, perdidos durante las torturas sufridas en la cárcel. No obstante haya sido liberado en el año 2014 después de años de prisión, Gao vive aún hoy en estado de detención domiciliaria. “La parte más absurda de esta historia-escribe el mismo abogado en una carta enviada al sitio ChinaAid- es que los agentes que me impidieron viajar no sabían ni siquiera el por qué estaban en mi casa”.

El pasado 10 de noviembre, tres hombres de la seguridad estatal han detenido a Gao en su casa. El disidente tenía proyectado un viaje a Xian, capital de la provincia de Shaanxi, para ir a un dentista. Los agentes declararon que estaba allí por “motivos de seguridad nacional” y amenazaron al hombre con represalias si se ponía en viaje. Gao que perdió los dientes en 2009 por las violencias recibidas en la cárcel, decidió permanecer en su casa.

Gao Zhisheng es uno de los abogados por los derechos humanos más estimados en China, y por largo tiempo- antes de su conversión al cristianismo- estuvo entre loa “Diez abogados mejores del país” elegidos por el Partido comunista. Después de esta primera fase de suceso de su vida, en el año 2005 se abocó en redactar un largo dossier o informe sobre la persecución a los cristianos no oficiales y de los miembros del Falun Gong. Conmovido por estos testimonios, Gao abraza la fe cristiana. Desde entonces inicia a defender en modo gratuito a los fieles perseguidos, las congregaciones y las iglesias a las cuales se les roban los terrenos y propiedades y por esto tremina en la mira de las autoridades.

Por algunos años es víctima de boicot y amenazas físicas. En diciembre de 2006 es condenado a tres años de reclusión, agregado a la suspensión del ejercicio de la profesión por cinco años, con la acusación de “incitación a la subversión”. En un primer momento de le permite volver a casa, pero de hecho está en arresto domiciliario junto a su esposa y sus hijos. En 2009 su familia logra escapara de China a causa de las continuas vejaciones por parte de las autoridades.

 El 4 de febrero de 2009 la policía secuestra a Gao de su habitación. Por más de un año no se tienen noticias suyas, hasta cuando a fines de marzo de 2010, realiza una entrevista en la cual describe su odisea, y donde cuenta las torturas sufridas. Denuncia que fue golpeado tan violentamente porque una vez “por cuarenta y ocho horas mi vida estuvo colgada de un hilo”. Pocos días después de la entrevista, desaparece de nuevo. En diciembre de 2011, a distancia de veinte meses, los órganos de prensa estatales anuncian que fue encarcelado por haber violado las condiciones previstas por la suspensión de su condena. Gao Zhisheng fue liberado en agosto de 2014 después de tres años de cárcel, pero desde entonces vive en arresto domiciliario.

CINA_-_1114_-_Gao.jpg