Bamako: yihadistas atacan hotel de lujo para extranjeros, hay siete chinos entre los rehenes
Al menos 170 personas, en su mayoría occidentales, están en manos de un grupo extremista. Según fuentes tempranas, en el ataque al Radisson habrían muerto al menos cuatro personas. El edificio está rodeado por las fuerzas de seguridad. Los asaltantes llegaron en un automóvil con placas diplomáticas. Embajadas en alerta.

Bamako (AsiaNews / Agencias) - Hay siete ciudadanos chinos entre los 170 rehenes - incluyendo 140 invitados y 30 miembros del personal - en manos de un grupo terrorista islámico que atacó, en estas horas, el hotel de lujo Radisson Blu en Bamako , la capital de Malí. Los militantes atacaron las instalaciones, que se encuentran al oeste del centro de la ciudad, en un barrio que alberga oficinas gubernamentales y embajadas. Se enucentran aislados alrededor del séptimo piso del edificio, donde los yihadistas se han atrincherado junto con los rehenes; Fuentes locales informan que hubo disparos de arma de fuego en los pasillos, y que habría al menos cuatro víctimas, incluso cuando el balance es aún parcial y provisional.

Las fuerzas de seguridad de Malí dicen que alrededor de las siete de esta mañana los comandos yihadistas lanzaron un asalto real sobre el hotel de lujo, que comprende cerca de 190 habitaciones. Desde el interior se podía escuchar claramente el sonido de las armas de fuego automáticas. Según los testigos, los atacantes habrían entrado en un coche con matrícula diplomática.

Desde la primera información se muestra que el hotel es frecuentado por diplomáticos, hombres de negocios occidentales, así como por la misión de paz militar de las Naciones Unidas en Malí; pudo haberse convertido en un objetivo, ya que, entre los clientes, hay varios expertos franceses, y otros han sugerido una relación entre el ataque de hoy y la violencia en París.

Fuentes de seguridad agregaron que tras el ataque estaría el grupo militante al-Mourabitoun, vinculado a Al Qaeda. El grupo extremista aún no ha hecho  su reivindicación. Aún no está claro cuántos yihadistas hay: algunas fuentes hablan de dos atacantes, otros de un comando de al menos 12 personas.

Además Malí es uno de los países mencionados ayer por el presidente François Hollande en su discurso a la nación y el ejército en la región transalpino resultó decisivo en los últimos años en la lucha contra los grupos fundamentalistas. Durante gran parte de 2012, de hecho, la región norte del país, había estado durante mucho tiempo bajo el control de los yihadistas, algunos de ellos vinculados a las milicias de Al Qaeda en el continente.

Entre los rehenes en manos de los terroristas estarían también siete trabajadores chinos, aunque algunas fuentes hablan de diez personas. Un huésped del hotel habría enviado un chat en el que dijo que había humo y disparos en los pasillos del hotel alrededor de las 6.30 am. De inmediato, la red telefónica cayó e incluso internet dejó de funcionar.

Tras el ataque, la embajada china en Malí emitió un mensaje en su página web, en el que confirma el raid en curso dentro del hotel por parte de las fuerzas de seguridad interna, y pide al mismo tiempo a todos los ciudadanos que permanezcan en el interior y se refugien en un lugar seguro. Beijing, en noviembre pasado y por primera vez, decidió enviar un contingente propio de 170 hombres en el contexto de las fuerzas de paz de la ONU. Un cambio radical en la política china, que durante 20 años sólo había prestado asistencia médica y logística.

CINA_-_MALI_-_ISLAM_-_hotel.jpg