Hanói, se manifiestan contra la matanza de peces: la policía responde con arrestos y golpes
de Quang Ha

Hace días que las principales ciudades del país son escenario de protestas pacíficas a raíz de lo obrado por la empresa siderúrgica Hưng Nghiệp, que ha provocado la matanza de peces. Los agentes detuvieron y llevaron por la fuerza a por lo menos 200 personas –entre ellas, a mujeres y niños- cargándolas en camiones. Fue también arrestado un sacerdote. Un millón de vietnamitas firma la petición contra el derramamiento de sustancias tóxicas en el mar: “La compañía debe pagar a los pescadores por los daños”.


Hanói (AsiaNews) – El gobierno respondió con arrestos y ejerciendo la violencia contra los miles de manifestantes que desde hace días invaden las calles y las plazas de las principales ciudades del país, para protestar contra la contaminación de la costa, que ha causado la muerte de cientos de miles de peces, poniendo de rodillas a los pescadores locales. Hanói, Ho Chi Minh City y otros centros se hallan ocupados por personas que piden que se vuelva absolutamente transparente todo lo obrado por la empresa de acero Hưng Nghiệp (del Formosa Plastic Group), considerada responsable del desastre ambiental. Las fuerzas de la policía interrumpieron con la fuerza los cortes pacíficos, arrestado a al menos 200 personas, entre las que figuraban mujeres y niños.

Thùy Linh, una escritora de Hánoi, fue testigo de la violencia: “Cuando regresaba del lago Hoàn Kiếm [ centro de la capital, ndr] vi a por lo menos 100 personas encerradas en camiones. La policía y algunos agentes de civil tenían a jóvenes tomados por el cuello y arrastraban a mujeres y niños dentro de los móviles. Estas manifestaciones eran pacíficas, ¿por qué las suprimieron así?” El Padre Nguyễn Văn Toản, de los Redentoristas de Hánoi, fue también arrestado y llevado al departamento central de policía. “Las personas – continúa Linh – estaban sentadas en las orillas del lago, o bien frente a la Comisión del Pueblo, pero igualmente fueron arrestadas”.

El caso estalló hace algunas semanas, cuando miles de peces muertos comenzaron a cubrir las playas en las provincias centrales de Tĩnh, Quảng Bình, Quảng Trị y Thừa Thiên-Huế. A principios de mayo fue descubierto un conducto de descarga perteneciente a la compañía siderúrgica Hưng Nghiệp, que transporta aguas contaminadas a 17 metros bajo el nivel del mar. La empresa admitió que cada día se vuelcan 12.000 metros cúbicos de líquido tóxico. Recientemente, la industria ha utilizado 300 toneladas de sustancias químicas para “enfriar” los conductos de su sistema acuífero. 

El gupo Formosa –que tiene su casa central en Taiwán- no es nuevo en lo que hace a desastres ecológicos. En 1998 se deshizo de 5.000 toneladas de sustancias tóxicas que contenían mercurio en las inmediaciones de Sihanoukville, en Camboya. La contaminación del suelo volvió imposible la vida para más de 1000 personas, que residían en las inmediaciones. En septiembre de 2009, la sociedad fue multada por 10 millones de dólares por las autoridades de Texas, en Lousiana, por haber diseminado sustancias tóxicas en el aire y el suelo.

Para frenar a la Hưng Nghiệp – que firmó con Hanói un contrato para los próximos 70 años- casi un millón de personas apoya una petición en la cual se pide que “el grupo Formosa suspenda inmediatamente todas las actividades que están causando un daño ambiental”. La misma “debe tomar todas las medidas necesarias para restaurar un ambiente limpio y seguro para las personas y para las especies marinas. Por último, el grupo Formosa “debe compensar todos los daños padecidos por las provincias”. En la primera semana de emergencia, la industria de la pesca perdió 200.000 dólares de ganancias.

VIETNAM_-_0510_-_Inquinamento.jpg