Líderes islámicos: El obispo Joseph, profeta del abuso de ley sobre la blasfemia
de Kamran Chaudhry

Con motivo del 18 aniversario de la muerte del obispo de Faisalabad, la comunidad islámica recuerda "un gran luchador contra las atrocidades, por la armonía inter-religiosa y los derechos de las personas". Activista musulmán: "Mons. Joseph era un faro que ha visto el comienzo del fin. Para unir a Pakistán deben cambiar las leyes sobre la blasfemia".


Lahore (AsiaNews) - Un líder profético que previó la crisis futura; un hombre comprometido con combatir las atrocidades; un mensajero de la armonía entre las religiones; un líder sincero. Así activistas y líderes musulmanes recuerdan a Mons. John Joseph, Obispo de Faisalabad que luchó durante años contra el fundamentalismo religioso y la discriminación de los cristianos. El prelado, afectado durante mucho tiempo por una profunda depresión, se suicidó 6 de mayo de 1998 en frente de la corte de Sahiwal, donde había sido condenado a muerte por blasfemia Ayub Masih, un católico al cual defendió.

Con motivo del 18 aniversario de su muerte, los líderes musulmanes se han unido a la comunidad católica para recordar "el obispo del pueblo". Irfan Mufti, director de la ong South Asia Partnership Pakistan, dice: "Fue como un faro que envió una fuerte señal sobre lo que ocurriría como consecuencia de la alerta querida por el Estado. Ese fue el inicio del descenso, y ahora hemos llegado a la parte inferior. El obispo había previsto estas dificultades".

El día que Mons. Joseph murió, Mufti estaba asistiendo a una conferencia de paz: "Después de enterarse de la tragedia, discutimos cómo la situación sería peor. Sentimos su dolor y nos puso del lado de su causa y su movimiento. Nos recordó el respeto, el honor y la protección que se debe garantizar a todos los ciudadanos, independientemente de su religión. La única forma es cambiar las leyes sobre la blasfemia y unir a toda la nación".

IA Rehman, secretario general de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (Hrcp), define Mons. Joseph, el primer obispo del Punjab, "un hombre comprometido con la lucha contra todas las atrocidades. Le había prometido a un pobre cristiano que lo salvaría toda injusticia, y mantuvo su promesa. Los activistas por los Derechos Humanos lo recordarán por siempre".

La ley sobre la blasfemia se introdujo en la Constitución de Pakistán en 1986 por parte del dictador gen. Zia ul Haq, e impone la pena de muerte para los acusados ​​de un delito contra Mahoma y el Corán. Pero la ley es abusada para eliminar enemigos o apoderarse de las propiedades de los acusados. Hasta la fecha, cerca de 1.400 personas fueron acusadas de blasfemia. De acuerdo con el informe anual del Hercp, en 2015, al menos 22 personas fueron puestas en la barra. Entre ellos, 15 musulmanes, cuatro cristianos y tres ahmadíes.

La comunidad de ulemas de Pakistán se opone a la supresión o modificación de las leyes, pero requieren controles que impidan el uso indebido. Sohail Ahmad Raza, director de la ONG para las relaciones interreligiosas Minhaj-ul-Quran International, dice: "El 75% de los casos de blasfemia están en contra de los musulmanes, la ley no pretende discriminar a las minorías religiosas. El obispo Joseph murió luchando por los derechos de las personas: en estos días ya no vemos líderes así de honestos”.

bishop.jpg