Beijing anuncia recortes en la industria pesada: pronostican 1,8 millones de despidos

La producción de acero y la extracción del carbón son los sectores que están en la mira. El gobierno quiere recortar 45 millones de toneladas al primero, y reducir en 280 millones de toneladas el segundo. El jefe de la Comisión de planificación económica asegura que “Alcanzaremos los objetivos de crecimiento”.


Beijing (AsiaNews/Agencias) – El gobierno chino tiene programado recortar 45 millones de toneladas a su capacidad productiva en la industria del acero, además de disminuir en 280 millones de toneladas la extracción del carbón. Fue lo anunciado ayer por el responsable de la Comisión para la planificación económica de la nación. Los recortes conllevarán la necesidad de reubicar a 700.000 trabajadores del rubro del carbón, así como a 170.000 operarios de la industria pesada.

El anuncio fue dado por Xu Shaoshi, presidente de la Comisión nacional para las reformas y el desarrollo económico, durante el World Economic Forum, en curso en Tianjin. Xu dijo estar “muy confiado” en la capacidad de China para lograr los objetivos económicos fijados para el 2016: “La cuestión más urgente es reducir el exceso de producción”

El gobierno de Beijing declaró que quiere afrontar la cuestión de los desequilibrios entre precios y abastecimiento de los sectores industriales más importantes, y en febrero pasado explicó que tiene la intención de recortar la producción de acero en 50 a 100 millones de toneladas en el período comprendido entre los próximos tres a cinco años. En el mundo del carbón, en el mismo período, el recorte debería alcanzar las 500 millones de toneladas.

El Ejecutivo considera que podrá destinar 100 millardos de yuanes para ayudar a las autoridades locales y a las industrias estatales a hacer frente a las pérdidas financieras: el 20% de esta suma debiera ser usada para premiar a quienes mejor se desempeñen en el sector. Los despidos abarcarían, en total, a 1,8 millones de trabajadores, según las estimaciones oficiales.

De acuerdo a lo subrayado por Xu, el gobierno llevará adelante diversas reformas en el sector económico y se manejará de manera tal que las reducciones sectoriales sean contenidas a fin de que no impacten negativamente en las previsiones de crecimiento a nivel nacional. Éstas, según recordó, prevén un crecimiento del PIB equivalente al 6,5%  para los años que van del 2016 al 2020.

cina_-_0627_-_acciaio.jpg