Orissa: viudas, huérfanos e inválidos dan gracias a Madre Teresa (FOTOS)
de Nirmala Carvalho

Cerca de 2.000 personas participaron en una misa en la Catedral de St. Vincent. El arzobispo de Cuttack-Bhubaneshwar presidió la celebración. Superiora regional de las Misioneras de la Caridad: “A pesar de que no buscaba la notoriedad, la Madre Teresa ejercía una atracción inmensa”. Político local: “El amor persuasivo de Santa Teresa puede vencer nuestros corazones”. 


Bhubaneshwar (AsiaNews) – Ceca de 2.000 fieles, entre los que figuraban viudas, huérfanos, enfermos, inválidos, pobres que han sido acogidos por las Misioneras de la Caridad, celebraron una misa en acción de gracias en honor a la Madre Teresa. La ceremonia se llevó a cabo el 11 de septiembre pasado con la presencia de numerosos sacerdotes y de Mons. John Barwa, arzobispo de Cuttack-Bhubaneshwar. Al presidir la celebración, él afirmó: “Santa Teresa de Calcuta representa la nueva identidad de los cristianos y es un modelo de bondad para los seres humanos de la época moderna. La Madre Teresa ha restaurado la dignidad humana a las personas abandonadas, olvidadas, descuidadas, no respetadas, que no son reconocidas, y las ha servido con amor, con un compromiso total, con fidelidad y fraternidad”.  

La ceremonia se llevó a cabo en la catedral de St. Vincent en Bhubaneshwar, capital de Orissa. Allí, los fieles se reunieron para dar gracias a la santa de los más pobre entre los pobres, luego de su canonización, celebrada el 4 de septiembre pasado.

Mons. Barwa agregó que “la vida de la santa y su ejemplo como  ‘Madre de los pobres’ nos hablan de un modo elocuente a cada uno de nosotros, seamos fieles o no, y son claramente visibles, tal como lo es una ciudad situada sobre la colina”.

Sor Olivet, superiora regional de las Misioneras en Orissa, declaró: “Si bien la Madre Teresa jamás buscó la notoriedad, ella ejercía una inmensa atracción, que no puede ser explicada con las categorías de este mundo, sino que debe ser vista a la luz de su horizonte sobrenatural, que es lo que alimenta a los santos. En efecto, la atracción [ejercida] por su santidad recogió numerosos frutos buenos, desde el primer momento fascinados, y luego cautivos de una cadena de amor”.

 

Sor  Samuel, ex superiora regional, dijo: “Hoy estamos aquí para dar gracias a Dios por la luz que nos ha alcanzado a cada uno de nosotros y al mundo entero, a través de la Madre Teresa”. “Esta gran mujer de nuestro tiempo –continuó-, esta valiente mensajera del Evangelio, cuya vida estuvo marcada por el amor de un modo profundo, ahora es santa, una de las santas de la Iglesia católica. Mirémosla como ejemplo y fuente de inspiración”.  

Durante la ceremonia habló también Andrias Tigga, comisario adjunto de recaudación fiscal. El político local dijo que “la Madre Teresa era una misionera, una mensajera del amor de Dios y embajadora de su paz. Ella quería que las personas de las que cuidaba tuvieran la experiencia de la ternura del amor de Dios. Su mano cálida, sus brazos siempre abiertos, su sonrisa luminosa, sus gestos acogedores trasmitían este mensaje: ‘Tú eres amado, tú eres aceptado, hay alguien que cuida de ti”. “El amor persuasivo de Santa Teresa –concluyó- puede vencer nuestros corazones”.

INDIA_-_0912_-_Odissa_MT_1.jpg