En Seúl, decenas de miles de personas protestan contra Park: "Renuncie"

Es la mayor manifestación que pueda recordarse desde los años’90,  y la tercera en cuestión de pocos días. Se acusan las relaciones de la presidenta mantiene con Choi Soon-sil, la “Rasputín de Corea”. Llegan personas de todo el país. Una procesión de antorchas hasta la Casa Azul. 


Seúl (AsiaNews/Agencias) – Decenas de miles de personas marchan en estas horas por las calles de Seúl, exigiendo la renuncia de la presidenta Park Gun-hye, condenada por las relaciones que mantiene con Choi Soon-sil, la “Rasputín de Corea”. Se trata de la tercera manifestación contra la líder llevada adelante en cuestión de pocos días, y la policía espera la participación de cuando menos 170.000 personas.  Según los organizadores, el número de manifestantes llegará al millón, lo cual convertiría a la marcha en la más numerosa efectuada en Corea del Sur desde los’90.

El escándalo político que está abatiendo a Park proviene de su vínculo con Choi Soon-sil, quien fuera arrestada la semana pasada con la acusación de haber influenciado a la presidenta, editando sus discursos y aconsejándola por fuera de los canales oficiales. La mujer habría aconsejado a la presidenta acerca del nombramiento de personas en cargos de gobierno, y habría usado su influencia para hacerse de fondos de compañías coreanas, apropiándose de dinero destinado a organizaciones sin fines de lucro.

Choi Soon-sil, de 60 años de edad, es amiga de Park desde los años’70. Su padre, Choi Tae-min, ya difunto, era un personaje ambiguo. Primero monje budista, luego pastor cristiano, luego líder de una Iglesia de la Vida eterna, él fue al encuentro de Park y la consoló tras la muerte de su madre, , la mujer del dictador  Park Chung-hee, asesinada en 1974.

Park se excusó reiteradamente con la nación por haber “puesto demasiada fe en las relaciones personales y por no haber controlado atentamente lo que sucedía”. La presidenta declaró que quienes sean hallados culpables será castigados, pero la opinión pública no parece contentarse con ellos y quiere su dimisión.

“Estoy aquí para pedir el apartamiento de Park Geun-hye – dice Cho Ki Mang, uno de los manifestantes- sus disculpas no tienen valor alguno,  y ella debe irse”. Miles de personas han viajado cientos de kilómetros desde todo el país para participar en la marcha. Ésta se inició a las 4 de la tarde (hora local) con una procesión de antorchas que partió del Seúl  City Hall y marchó hasta la Casa Azul, la residencia presidencial.  

Muchos analistas coreanos piensan que Park logrará llevar a término el último año del mandato de su presidencia. Los parlamentarios de la oposición, de hecho, aún no han pedido su dimisión, visto que parecen más interesados en obtener mayores concesiones políticas de la presidenta. 

COREA_DEL_SUD_-_1112_-_Proteste.jpg