Washington expulsa a 35 diplomáticos rusos. Moscú espera a Trump

Tienen 72 horas para abandonar el país. Clausurados también dos edificios usados por la inteligencia rusa. La acusación es de ataques informáticos que habrían influenciado las elecciones americanas y penalizado a Hillary Clinton. Obama llama a los países “amigos y aliados” para que se comprometan contra Rusia. Una nueva edición de la Guerra fría, que favorece la escalada militar y la economía. Trump: vamos adelante.


Washington (AsiaNews)- El Departamento de Estado de EEUU declaró “persona no pero el mismo responsable de Wikileaks, Julián Assange, reivindicó la responsabilidad a la embajada en la capital y al consulado en San Francisco, dándoles 72 horas de tiempo para que abandonen el país con sus familias. Los EEUU clausurarán también dos edificios- en Nueva York y en Maryland-usadas por la inteligencia rusa.

Las medidas fueron anunciadas ayer por presidente saliente, Barack Obama, acusando a Rusia haber influenciado las elecciones presidenciales americanas a través de ataques informáticos contra el partido democrático y la campaña de Hillary Clinton.

Una serie de e-mail,  molestos para Clinton fue difundida por el canal de Wikileaks, pero el mismo responsable de Wikileaks, Julián Assange reivindicó su responsabilidad exonerando a los rusos.

Donald Trump, presidente de EEUU elegido, liquidó las acusaciones sobre el ataque cibernético que lo habría favorecido, como una cosa “ridícula” y que es hora que américa “vaya adelante”. Durante la campaña electoral, Trump expresó varias veces la idea de hacer las sanciones  contra Rusia (impuestas después de la invasión de Crimea) y volver a una mayor colaboración.

Rusia negó estar involucrad en el cibernético-ataque y definió como “infundadas” las decisiones tomadas ayer por la administración de EEUU.

El vocero del Kremlin, Dimitry Peskov, dijo que las decisiones de Washington “provocarán significantes malestares a la parte americana en las mismas zonas”. Pero, también precisó que Rusia no decidirá “apresuradamente”, esperando que “Trump se convierta en jefe de Estado dentro de tres semanas”.

Donald Trump asumirá el rol efectivo como presidente de los EEUU, el próximo 20 de enero.

Diversos analistas se preguntan cómo es que Obama haya decidido estas cosas a pocas semanas de que caduque su mandato, poniendo una pesada hipoteca sobre el futuro presidente y sobre sus relaciones con Rusia. Según algunos, como el periodista Robert Parry, la respuesta está en el intentar una nueva edición de la Guerra Fría, que podría dar inicio a una nueva escalada militar, salvando la economía y la existencia de la OTAN.

De hecho, las declaraciones expresadas ayer por Obama, proponía una alianza entre todos los amigos de los EEUU para contrastar la influencia rusa. Los “amigos y aliados” de los EEUU, dijo, deben trabajar juntos para contrastar los esfuerzos de  Rusia tendientes en minar la buena práctica internacional y a la injerencia en el proceso democrático”.

   

 

Obama-Putin.jpg