Hermano Pablo: Estoy listo para convertirme en un instrumento de Dios
de Santosh Digal

El religioso indio será ordenado en mayo próximo. Mientras tanto, la Congregación del Santísimo Sacramento le envió a las Islas Andamán para servir a la población local. "Ruego a Dios todos los días para que pueda partirme a mí mismo para alimentar a otros".


Port Blair (AsiaNews) - "Estoy feliz y bien preparado para ser un instrumento de Dios, para trabajar en su bien". Lo dice el hermano Stephen Paul, que se está preparando para tomar votos sacerdotales. A AsiaNews cuenta cómo obtuvo su vocación, cuyas "semillas fueron arrojados por mis padres desde mi tierna infancia".

El hermano Paul es un diácono indio y ahora vive en las Islas Andamán, a miles de kilómetros de casa. La congregación a la cual pertenece, la del Santísimo Sacramento (SSS), lo envió aquí para terminar el ministerio del diaconado, antes de ordenarse lo cual se llevará a cabo el próximo mes de mayo. "Estoy deseando ese momento", dice, y al mismo tiempo servir a los fieles de la Iglesia del Rosario en Oralkatcha (distante 93 km de la capital, Port Blair).

El sacerdote nació en Sapehpor, en la diócesis de Allahabad (en Uttar Pradesh), de una familia católica practicante. "Yo y mis cuatro hermanos - dice - recitábamos las oraciones constantemente y participamos en las celebraciones eucarísticas que tenían lugar en nuestra parroquia. Desde la infancia he sentido el deseo de servir a Dios y entrar en una orden para ponerme al servicio de las personas y de anunciar la Buena Nueva".

De joven, continúa su historia, no conocía bien las congregaciones religiosas. "Hasta cuando, por casualidad, llegué a saber que algunos padres del Santísimo Sacramento estaban en mi pueblo. Fue entonces cuando les dije mi deseo de ser parte de su congregación". En este momento el hermano Paul acababa de terminar sus estudios de la clase 12 y "fui enviado a Chennai, en Tamil Nadu, como candidato al sacerdocio. Inspirado por el amor de Dios manifestado en la Eucaristía, en el año 2006 entré en la congregación y el 22 de noviembre de 2016, expresé mi profesión perpetua de la fe".

"Siento que Dios - añadió - me ha bendecido con tantos regalos maravillosos y debo expresar mi agradecimiento [al servicio de] las personas que necesitan amor y cuidado." El reto que le espera todos los días "es descubrir a Jesús en el pan partido, él dio su vida para salvar a otros. Ésta es mi oración a Dios todos los días para que haga capaz de romperme a mí mismo para alimentar a otros".

INDIA_-_0104_-_Fratel_Paul.jpg