Arrestaron al activista que fue ‘raptado’ y ‘torturado por chinos’: la policía duda de su versión
de Paul Wang

Las cámaras de seguridad en Yau Ma Tei mostrarían a Howard Lam llevando un sombrero, una máscara quirúrgica y gafas de sol. Él dice: yo no soy la persona capturada por las cámaras. Los médicos dudan de su salud mental. Pero el Partido demócrata aguarda mayores pruebas de la policía y sigue defendiendo la versión brindada por Lam. Muestra prudencia Carrie Lam, a cargo del Ejecutivo. 


Hong Kong (AsiaNews) - Howard Lam Tsz-kin, el activista del Partido demócrata que el 11 de agosto dijo haber sido raptado, golpeado y torturado por algunas personas “que hablaban en chino mandarín”, fue arrestado por la policía de Hong Kong, para la cual su versión no resulta convincente, y sospecha que se trate de una manipulación.

En una conferencia de prensa, Howard Lam dijo que fue raptado en Yau Ma Tei, probablemente por miembros de los servicios secretos chinos, que fue golpeado y amenazado, advirtiéndole que no debía ponerse en contacto con Liu Xia, la viuda del Premio Nobel Liu Xiaobo, dejado morir en la cárcel en fase terminal. Lam también mostró signos de haber sido golpeado y torturado: tenía marcas de decenas de grampas clavadas en las piernas, en forma de cruz, porque –según fue dicho por sus raptores- “tú eres cristiano y te damos la cruz” (v. foto 1).

En la noche del 14 de agosto, la agencia FactWire publicó un servicio en el cual aparentemente se contradecía la versión de Lam. Usando fragmentos de videos aportados por las cámaras de vigilancia de Yau Ma Tei, mostraron a Lam (foto 2) y luego a un hombre con sombrero, máscara quirúrgica y gafas de sol, que abandona solo Portland Street (la calle donde, según Lam, él habría sido raptado) y se dirige a la central Nathan Road (foto 3). FactWire concluye que “Lam aparece todo el tiempo solo. Una revisión de los videos de seguridad también muestra que no hay ninguna personas sospechosa o posible raptor”.

Al día siguiente, ayer, a las 12.30, aduciendo también ella la visión que brindan algunos videos de la zona, la policía arrestó a Lam. Ante las fuerzas del orden, Lam repite que la persona que se ve en el video “no soy yo”.

Para los críticos del gobierno, el caso de Lam es otra prueba de que las personas de Hong Kong ya no están a salvo ni siquiera en el territorio, y de que China ya parece estar desinteresada en mantener el principio de “una nación, dos sistemas”. Muchos recuerdan el hecho de los cinco editores-libreros, que fueron raptados por policías chinos en Hong Kong y llevados a China, donde permanecieron durante meses, para luego ser liberados tras una confesión grabada en video.

El Partido demócrata defiende la posición de Lam, al menos hasta tanto la policía aporte pruebas más convincentes sobre la presunta maquinación, y también acordó con la decisión de realizar la conferencia de prensa del 11 de agosto, antes de proceder a denunciar ante la policía el rapto y los hechos de violencia.

Algunos médicos plantean la hipótesis de que Lam pueda ser un desequilibrado mental. En 2014 –estando enfermo de cáncer de tiroides- él sufrió una depresión e intentó suicidarse. Tam Tak-chi, un amigo de Lam desde el 2006, confirma que él tuvo problemas de depresión en el pasado, pero que se trata de algo ya superado. El mismo Lam, al ser entrevistado por una radio local, declaró: “Estoy mentalmente sano. No pienso que yo pueda estar enfermo, de ninguna manera… No tengo ningún tipo de paranoia o de delirio de persecución”.  

Ha de notarse la posición salomónica asumida por Carrie Lam, a cargo del Ejecutivo de Hong Kong. Ella declaró tener “plena confianza” en la investigación y no se pronunció ni a favor ni en contra de la interpretación de Lam. “El caso del Sr. Lam – dijo- es sólo un caso que está siendo investigado por la policía. Desde el inicio y hasta hoy no tengo ningún tipo de involucramiento en este caso, y tengo plena confianza en que nuestros colegas de la policía llevarán a cabo una investigación pormenorizada, como es natural, con la cooperación de las persona involucrada”. 

Lam_tortures.png Lam_tortures.png Lam_tortures.png