Mandatario del Banco de China: Nuestras finanzas son frágiles

Zhou Xiaochuan afirma que el problema es generado por los gobiernos locales, que solicitan préstamos y financiación de manera continua, procurando un desarrollo veloz en sus regiones. En China, en el mes de septiembre de 2017, la oferta de dinero ha llegado a ser de 21.900 millardos de euros; la deuda global del Estado representa el 260% del PIB.


Beijing (AsiaNews/Agencias) – Las finanzas chinas son frágiles, y la causa de ellos debe hallarse en los continuos préstamos que los gobiernos locales solicitan para hacer que marche la economía. Es lo que afirma Zhou Xiaochuan en un artículo publicado en el sitio del Banco Central de China.  

Zhou ha estado a cargo del Banco de China en los últimos 15 años, y es casi seguro que deje el puesto en los próximos meses. En el artículo en cuestión, él se queja de que el Banco Central sea utilizado como un grifo para acceder a créditos y sostener el crecimiento, sin prestar atención a la marcha del mercado.  

“[En las buenas épocas], todas las industrias y gobiernos locales  perseguían con entusiasmo un crecimiento rápido y solicitaban créditos fáciles”. Como resultado, las actividades financieras se difundieron, el crédito creció, el optimismo abundó, “generando que los precios se inflasen” hasta crear una burbuja especulativa. Incluso cuando el mercado financiero está en crisis, todos recurren al Banco de China para que facilite la circulación de dinero.

Para Zhou, esto crea una distorsión de la política monetaria, debida, sobre todo, a los gobiernos locales, deseosos de mostrar un rápido desarrollo de sus regiones, lo cual, sin embargo, crea riesgos sistémicos para la economía china, debido al exceso de aire dado a la actividad financiera, y a la excesiva deuda que se genera en consecuencia.  

En los últimos 15 años, la oferta de dinero en China creció de 18.500 millardos de yuanes (2456 millardos de euros) en 2002, a más de 165.000 millardos de yuanes (21900 millardos de euros) a fines de septiembre de 2017.

El dinero fácil ha hecho crecer la deuda del Estado, hasta llegar a ser el 260% de la economía del país, en la cual el mayor porcentaje corresponde a la deuda contraída por las empresas (cerca del 150% del PIB).  

En su artículo, Zhou incluso aconseja “eliminar” las grandes industrias estatales (los “zombies”), que continúan manteniendo niveles de ocupación y de producción sin prestar atención alguna al mercado, dejando que el Estado nivele sus balances. 

China_-_Zhou_Xiaochuan.jpg