Justicia y Paz, sobre la violación y asesinato de la pequeña Zainab: urgente necesidad de leyes y políticas en defensa de los niños

El organismo católico denuncia la indolencia de la policía, de los líderes políticos y representantes del gobierno por no haber cooperado con la familia de la víctima. Pakistán se ubica en el 11er puesto por abusos y violencia sexual contra niños, con casi 2500 casos por año, y en el tercer puesto como nación peligrosa para las mujeres. En el 2017, hubo 1764 casos de abusos de menores en todo el Pakistán; 12 casos de violación y asesinato de niñas de 5 a 8 años de edad fueron registrados en Kasur.  


Lahore (AsiaNews) - La Comisión Nacional de Justicia y Paz de Pakistán (NCJP) condena la violación y asesinato de la pequeña Zainab en Kasur (Punyab), que ha provocado tanta ira y dolor en la nación.

Una vez más, el Pakistán ha fracasado a la hora de proteger a sus niños. En los reportes internacionales, Pakistán se ubica en el 11er puesto por abusos sexuales contra niños, con 2500 casos por año, y en el tercer puesto como nación peligrosa para las mujeres. En los reportes se afirma que hay 11 casos de abusos sexuales contra menores por día. Kasur, la ciudad cercana a la capital provincial del Punyab, de 2014 a 2015 se ha convertido en el centro de enormes abusos sexuales perpetrados sobre niños, con más de 3500 casos de  acoso de menores en el 2014, de los cuales el 67% ocurrió en áreas rurales.

El 8 de agosto de 2015, en Kasur, surgió el mayor escándalo de abuso sexual contra menores jamás visto, en el cual, durante 10 años, 25 criminales estuvieron involucrados en abusos extremos hacia niños y en pedo-pornografía. En 2017, hubo 1764 casos de abusos contra menores en todo el Pakistán; 12 casos de abuso y asesinato de niñas de 5 a 8 años de edad ocurrieron en Kasur.

Lamentablemente, el reciente, trágico caso de rapto, violación y asesinato de Zainab es uno de estos 12 casos. El jefe de ministros, el ministro de Justicia y el juez de la Corte suprema han tomado nota del caso de Zainab; debido a esto, la policía ha interrogado a 272 sospechosos y ha llegado a la conclusión de que se trata de un asesino serial. De todos modos, la Comisión pide a las autoridades competentes tomar en consideración los otros casos vinculados a abusos sobre menores, y llevar a los culpables ante una justicia ejemplar.  

Su Excelencia, el arzobispo Joseph Arshad, presidente de la NCJP, el Pbro. Emmanuel Yousaf (Mani), director nacional de la NCJP y el Sr. Cecil S. Chaudhry, director ejecutivo de la NCJP condenan con fuerza el horrendo incidente. Ellos ruegan por el alma de la pequeña muerta, por su familia y por las demás víctimas. Mons. Arshad afirma que la nación entera llora por este pecado. Es un pecado que produce vergüenza. Debemos hallar el coraje para tomar todas las medidas necesarias para proteger como sea a nuestros niños, a fin de que estos crímenes no se repitan.

La Comisión pide al gobierno de Punyab que se implementen medidas drásticas contra los asesinos. Y presenta al gobierno los siguientes reclamos orientados a la protección de los niños:

Los niños son el futuro de nuestra nación; para protegerlos, el gobierno necesita garantizar su compromiso social, moral e internacional en relación a los derechos de los niños (como se afirma en la CRC). Esperamos que el gobierno afronte seriamente los reclamos, y que se aboque a la protección y la seguridad de todos los niños en Pakistán.  

 

(Colaboró en esta nota Shafique Khokhar)

Pakistan-_Zainab_prayer.jpg