Guta oriental: continúa la evacuación, miles de rebeldes han abandonado el área

Más de 5.000 personas, que suman rebeldes y familiares, han dejado la zona durante el último fin de semana. El ejército del gobierno controla ahora el 90% del territorio. Continúan las tratativas con otro grupo rebelde (Jaish al-Islam) para la rendición de Douma. Continúan las víctimas en la capital: un cohete mata a un joven futbolista, otros 7 heridos.


Damasco (AsiaNews/Agencias)- Más de 5.000 elementos pertenecientes a los grupos rebeldes y a la población civil han abandonado en la sola jornada de ayer algunas ciudadelas de Guta oriental bajo el asedio del ejército del presidente Bashar al-Assad. A cinco semanas del inicio de la ofensiva, los militares fieles al gobierno de Damasco ya controlan más del 90% del territorio.

Durante todo el fin de semana, decenas de autobuses llenos de combatientes, de sus familiares y de otros civiles han abandonado la ciudad de Douma, último bastión rebelde de Guta oriental. La evacuación es fruto del acuerdo entre las fuerzas gubernamentales y un grupo rebelde local, Faylaq al-Rahman

En las últimas semanas, cientos de personas fueron asesinadas por el ejército sirio leal al gobierno, apoyado por el aliado ruso. En el marco del ataque, los gubernamentales dividieron el área en 3 bolsas distintas, obligando a los rebeldes a la retirada.

Testigos locales refieren que esta mañana, apenas despuntó la luz del alba, los vehículos retomaron las operaciones de evacuación; la mayor parte de los evacuados se dirigen hacia el norte, rumbo a la provincia de Idlib. En base al acuerdo negociado entre Moscú y el grupo rebelde Faylaq al-Rahman, en total, son 7.000 personas las que dejarán el área sitiada.

Mientras tanto, continúan las tratativas con otro grupo rebelde, Jaish al-Islam, para su rendición completa en Douma. La TV del estado muestra las imágenes de militares del gobierno que avanzan en las localidades abandonadas por los grupos anti-Assad -entre ellos, también figuran las milicias yihadistas- que desde 2012 controlaban Guta oriental.

Para el gobierno, la conquista del área en la periferia de Damasco representaba un objetivo estratégico y de primaria importancia en términos de seguridad. En el último período, los grupos rebeldes habían reforzado los ataques de artillería y lanzamiento de cohetes hacia los barrios céntricos de la ciudad. La violencia cotidiana perpetrada por los milicianos con el silencio de los medios y de los gobiernos occidentales, fue narrada en una dura carta de acusación de las monjas trapenses y denunciada por el nuncio apostólico, el Card. Mario Zenari.

Las últimas víctimas en la capital se registraron el pasado 24 de marzo: se trata de un joven futbolista sirio, atacado por las esquirlas provenientes de la explosión de un cohete. Junto a él, fueron heridas otras 7 personas.

SIRIA_-_ghouta_prosegue_evacuzione.jpg