En Bandra, se reza el Rosario ‘por todos los sacerdotes del mundo’
de Nirmala Carvalho

La oración es una iniciativa de la asociación WorldPriest. Se desarrolla desde hace nueve años, en la fecha en que se celebra la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Participan en el gesto más de 150 santuarios marianos y parroquias de todo el mundo.


Bombay (AsiaNews) – La oración del Rosario, para estimular las vocaciones sacerdotales en todo el mundo, para sostener el trabajo de los presbíteros y para implorar la intercesión de la Virgen María.  Este es el sentido del gesto que se desarrolla hoy en la basílica de Nuestra Señora del Monte de Bandra (distrito de Bombay), de 18 a 19 horas (hora local). La basílica participa en la iniciativa mundial “Annual Global Rosary Relay”, a la cual se han plegado más de 150 parroquias y santuarios marianos de 50 países en todo el mundo.  

El rezo del Rosario a nivel mundial fue emprendido por WorldPriest, una asociación de sacerdotes y laicos fundada en 2003 por la empresaria Marion Mulhall, en respuesta a la Jornada Mundial de Oración para la Santificación de los Presbíteros, instituida por el Papa Juan Pablo II. El gesto se desarrolla todos los años, en el día en que se celebra la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Este año cumple su novena edición, y se prevé la participación de miles de personas, que se reúnen para implorar la intercesión de la Virgen.  

Los organizadores explican que, en base al huso horario de los distintos países, el rezo comienza a medianoche de hoy, 8 de junio. Con una programación que varía cada media hora, el rezo del Rosario queda asegurado en los santuarios de todo el mundo, a lo largo de las 24 horas de la jornada.

Mons. John Rodrigues, rector de Bandra, explica a AsiaNews que el Card. Oswald Gracias, arzobispo e Bombay y presidente de la Conferencia Episcopal India (CBCI), ha acogido positivamente el pedido de los organizadores. “Tendremos el rezo del Rosario desde las 18 y hasta las 19 –continúa- , al cual seguirá una adoración eucarística”. Luego, recuerda que “en la basílica también se conserva una reliquia: una gota de sangre del Papa Juan Pablo II, que fue donada por el [ex] nuncio apostólico Mons. Salvatore Pennacchio, en recuerdo de la visita que el Santo Padre hiciera en 1986”.

Según los organizadores de WorldPriest, la oración representa “una ocasión para elevar nuestros corazones hacia Dios, [pidiendo] por todos los sacerdotes, por el ejercicio de su ministerio […] Queremos dar gracias a Dios por nuestros sacerdotes e implorar la protección y el cuidado amoroso de María, Madre de todos los consagrados”.

INSIA_-_0608_-_Annual_Rosary_Relay_2.jpg INSIA_-_0608_-_Annual_Rosary_Relay_2.jpg