Jerusalén, ordenados cinco diáconos salesianos en la Basílica de Getsemaní
de Matthew Coutinho*

La ceremonia fue presidida por Mons. Pierbattista Pizzaballa. Jerusalén "punto focal desde el cual los discípulos se van para ir a los confines de la tierra para llevar a Jesús". Los diáconos provienen de Asia, América y Europa; estudiaron teología en el campus salesiano.


Jerusalén (AsiaNews) - Desde las naciones de todo el mundo al servicio del pueblo de Dios, y especialmente entre los jóvenes. Con esta misión ayer en Jerusalén, cinco diáconos salesianos fueron ordenados en la Iglesia de todas las naciones, también conocida como la Basílica de Getsemaní. Así, Jerusalén, una vez más, confirma ser el punto focal desde la cual los discípulos parten para ir a los confines de la tierra para llevar a Jesús, la Buena Noticia.

La ceremonia fue presidida por Mons. Pierbattista Pizzaballa, administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén. A todos ellos, el arzobispo recordó que la palabra diakonia (servicio) "será esencial en sus vidas futuras, ya sea que sean ordenados sacerdotes o sean llamados al servicio episcopal".

Los consagradas provienen de tres continentes: Asia, América y Europa, y están destinadas a misiones locales y extranjeras. Javier Orengo es de Puerto Rico y se instalará en la provincia salesiana de las Antillas; Jude Fernando y Jerome Warnakulasuriya vienen de Sri Lanka; Odise Lazri nació en Albania y llevará a cabo su servicio en Sudáfrica; Pushparaj Anthuvan regresará a su ciudad de Chennai (India).

Cada uno de ellos ha seguido un camino misionero individual, hasta llegar a Jerusalén. Aquí durante unos años los diáconos han estudiado teología en el Campus de la Pontificia Universidad Salesiana. Numerosos sacerdotes diocesanos y religiosos de todo el mundo estuvieron presentes en la Eucaristía de ordenación, así como algunas personas que guiaron a los consagrados como mentores espirituales y formadores durante sus años de formación. Las familias y amigos de diferentes países dan testimonio de la presencia vibrante de sus respectivas naciones en Tierra Santa, a través de la comunidad católica inmigrante que los ordenandos han comenzado a servir en su ministerio semanal.

En su homilía, Mons. Pizzaballa dijo: "Los neo-ordenados están llamados a hacer como Jeremías: servir y continuar buscando la voluntad de Dios, respondiendo con el abandono generoso y la entrega total". El administrador luego señaló el profundo significado de "celebrar el rito de ordenación en el lugar donde Jesús aceptó la voluntad del Padre en uno de los momentos más dolorosos de su vida en la tierra".

Para revivir aún más la celebración ha estado el lugar mismo de la ceremonia: las decoraciones de la basílica exaltaron aún más su belleza simple; la liturgia se enriqueció con el rito de ordenación diaconal; el canto melodioso del coro, compuesto por el Coro de los Ángeles de Jerusalén y por los hermanos de la comunidad salesiana de Ratisbona, dio a la celebración un ambiente perfecto.

 

* Salesiano del convento de Ratisbona, Jerusalén          

ISRAELE_-_INDIA_-_0618_-_Ordinazioni_1_(600_x_400).jpg ISRAELE_-_INDIA_-_0618_-_Ordinazioni_1_(600_x_400).jpg