Religiosa india: Abatir el muro del silencio sobre los abusos contra los menores
de Nirmala Carvalho

Sor. Arina Gonsalves es miembro de la Pontificia academia para la tutela de los menores. “Existen ligámenes ciertos entre los abusos sexuales, el abuso de poder y el abuso de conciencia”. El ejemplo del Papa Francisco en Irlanda.
 


Mumbai (AsiaNews)- En India “debemos cambiar la cultura del silencio en relación con los abusos sexuales sobre los menores y sobre los adultos vulnerables”. Lo afirma a AsiaNeews, sor Anna Gonsalves, de la congregación de las Religiosas de Jesús y María (RJM). La religiosa interviene a propósito del escándalo sobre los curas pedófilos que afectó a la Iglesia irlandesa, de la cual habló también el Papa Francisco en su reciente visita a Dublín para el Encuentro mundial de las familias y también en la Audiencia general de hoy. El pontífice, declara sor Anna, “expresó el dolor en manera clara y admitió las responsabilidades de los abusos sucedidos en el pasado”.

Este año la religiosa india, con una larga historia de compromiso personal en la arquidiócesis de Mumbai en la tutela de los niños. fue nombrada por el Papa como nuevo miembro de la Pontificia comisión para la tutela de los menores. Para la religiosa, “las repetidas excusas pronunciadas por el Papa Francisco en Irlanda demuestra también su gran humildad. Él se asumió la responsabilidad de cuánto sucedió en la la Iglesia en el pasado”.


El Papa Francisco, continúa la religiosa, “dijo en modo claro que existen ligámenes entre los abusos sexuales, abuso de poder y abuso de conciencia. Ciertamente el pedido de perdón y de repagar los errores podrán ser de ayuda, pero advertimos la necesidad de realizar acciones de prevención para el futuro”.
 

Según sor Anna, “un paso adelante podría ser pedir un cambio radical de la cultura, en la cual la seguridad de los niños sea colocada en el primer lugar”. Luego admite: “El clero de por sí solo no está en grado de llevar adelante un tal cambio radical. Debemos pedir y recibir la ayuda de toda la comunidad. Debemos crear una cultura de la responsabilidad en la cual la justicia pueda ser administrada”.
 

Ella presupone tres perspectivas: “Alentar una cultura que prevenga los abusos sexuales, así como el abuso de poder que permite esconder a los primeros; ofrecer instituciones adecuadas que permitan a las víctimas de abusos y a aquellos que los descubren a hacer la denuncia, ser escuchados y obtener justicia; garantizar al acusado un proceso justo y transparente”. Por todo esto, declara en conclusión, “debemos estudiar a fondo las soluciones propuestas con la ayuda de expertos, pedir sus consejos, proponer cambio y ponerlos en práctica”.
 

INDIA_-_0829_-_Minori.jpg