Escándalo abusos, el ‘dolor y la vergüenza’ de los obispos filipinos

El presidente de la Conferencia episcopal filipina (CBCP) pide “respuestas urgentes que nos muestren la verdad”. “Somos una Iglesia de pecadores, llamados a la conversión y a la santidad al mismo tiempo”. Mons. Valles sigue al Papa Francisco e invita a los católicos a la oración y al ayuno.

 


Manila (AsiaNews)- Las revelaciones sobre los escándalos sexuales y el modo en los cuales éstos son enfrentados por la Iglesia “hacen surgir preguntas aún más dolorosas y que obviamente exigen respuestas urgentes que nos muestren la verdad”. Es cuanto afirma Mons. G. Valles, arzobispo de Davao y presidente de la Conferencia episcopal filipina (Cbcp), en un mensaje difundido ayer.

“En estos últimos días, sentimos de nuevo, con creciente intensidad, el dolor y la vergüenza”, se lee en la nota. “El dolor-subraya Mons. Valles- se hizo más fuerte por los presuntos silencios sobre estos abusos y crímenes”. Sin citar nombres, el prelado recuerda a aquellos que recientemente han dado “mayor vigor” al sufrimiento de la Iglesia y subraya cuánto declarado por los obispos filipinos el pasado julio. “Admitimos humildemente que somos una Iglesia de pecadores, llamados a la conversión y a la santidad al mismo tiempo. Nos inclinamos por la vergüenza, cuando sentimos que los abusos son cometidos por algunos de nuestros líderes de la Iglesia, especialmente por aquellos ordenados para “obrar en la persona de Cristo”.
 

Mons. Valles se detiene mucho sobre cuánto declarado por el Papa Francisco en su “Carta al pueblo de Dios”, de la cual cita algunas partes. “La presente situación dolorosa es una buena ocasión para nosotros obispos revisitar y reveer las líneas guías existentes sobre la protección de los menores y adultos vulnerables y con renovada determinación y compromiso ponerlas en práctica y no esconderlas”, subraya el presidente de la CBCP.
 

Según el prelado, las actuales circunstancias piden a la Iglesia también “una cosa importante: ir delante del Señor en oración”. Acogiendo la invitación del pontífice, Mons. Valles concluye su mensaje invitando a los católicos filipinos a rezar y realizar ayunos. “Esto es algo que podemos organizar y hacer en nuestras diócesis y parroquias, en las comunidades religiosas y en nuestras Comunidades eclesiales de base”.
 

FILIPPINE_-_0901_-_Abusi.jpg