En Singapur, se coloca la piedra fundamental de una iglesia rusa ortodoxa. Y también, la de los negocios
de Vladimir Rozanskij

En la ceremonia durante la cual se colocó la primera piedra, participaron la presidente de la ciudad-Estado, Halimah Yakob, el presidente Putin y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov. Las relaciones “humanitarias” y económicas. Putin tiene intenciones de proponer una zona de libre comercio entre Singapur y la Unión económica euro-asiática. El encuentro de la ASEAN. 


Moscú (AsiaNews) – En el día de ayer, Vladimir Putin participó de una ceremonia solemne que marcó la colocación de la primera piedra, como fundamento de la iglesia de la Dormición de la Virgen, en Singapur. La iglesia será construida sobre el terreno del Centro Cultural Ruso, tal como informa la agencia de noticias Interfax. Para la obra se alquilarán 33.000 metros cuadrados de terreno, de los cuales un quinto estará ocupado por el edificio de culto. La parroquia ortodoxa de la Dormición funciona en Singapur desde fines de 2008, pero hasta ahora las celebraciones se llevaron a cabo en un pequeño local alquilado.  

A la ceremonia también se sumó la presidente de Singapur, Halimah Yakob, junto al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, quien declaró: “La construcción en suelo de Singapur, de un complejo cultural-religioso ruso, dará un gran impulso para la ampliación de relaciones humanitarias entre nuestros pueblos”.

Las relaciones entre Rusia y Singapur se cuentan entre los objetivos de la visita de Putin y Lavrov. En estos días ambos están participando de la reunión cumbre de la Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que se lleva a cabo del 13 al 15 de noviembre, justamente, en Singapur. Durante la reunión estaba prevista una cumbre Rusia-ASEAN y una sesión extendida a todo el Este asiático. Putin pretende consolidar las decisiones tomadas en el coloquio anterior, celebrado en Sochi, en 2016, donde se firmó un acuerdo para el desarrollo de la colaboración comercial y económica entre rusos y asiáticos orientales.  

Una parte importante de aquél acuerdo se refiere precisamente a los negocios de los rusos con Singapur, uno de los mayores socios comerciales de Moscú. En el primer cuatrimestre del 2018, el volumen de negocios con dicho país superó los 17 millardos de dólares. Putin ahora tiene en mente proponer una zona de libre comercio entre Singapur y la Unión económica euroasiática.  

Pese a que el presidente de los EEUU, Donald Trump, fue invitado a la cumbre, decidió no participar, enviando en su lugar al vice-presidente americano Michael Pence, acompañado por el asistente en materia de seguridad, John Bolton.  Si bien la ausencia del presidente americano reduce de alguna manera el significado político del encuentro, no sucede lo mismo con las tratativas económicas, que, por el contrario, pueden obtener mayor impulso para apoyar el proyecto chino de la “Ruta de la Seda”, teniendo en cuenta los intereses de Rusia.

Un tema bastante “candente” que igualmente tendrá que ser afrontado en el marco de la cumbre es el de la seguridad del Mar de la China meridional, una cuestión que se viene arrastrando desde hace varios años, y en virtud de la cual los socios son invitados a suscribir un “Código de conducta” propuesto por China. La cuestión se refiere particularmente a las islas Paracelso y a las islas Spratly, que constituyen el centro de una disputa entre China, Brunéi, Vietnam, Malasia y las Filipinas. También Rusia mantiene disputas sobre islas: las islas Kuriles, que motivan una diatriba con Japón, cuyo origen se remonta a fines de la Segunda Guerra Mundial. En este sentido, se aguarda que el primer ministro Shinzo Abe presente una propuesta a Putin, para llegar finalmente a un acuerdo de paz.

La ASEAN fue creada en el año 1967, y reúne a una población de casi 625 millones de personas en sus 10 países miembros: Brunéi, Vietnam, Indonesia, Camboya, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia y las Filipinas. Los socios que mantienen diálogos oficiales con la asociación son: la Unión Europea, Australia, India, Canadá, China, Nueva Zelandia, Corea del Sur, EEUU, Japón y la Federación Rusa. El diálogo entre Rusia y la ASEAN se inició en 1991, luego de la caída del comunismo. 

SINGAPORE-_Prima_pietra.jpg SINGAPORE-_Prima_pietra.jpg