Singapur: dos hombres gay adoptan un niño, hijo de una madre sustituta

Es la primera sentencia sobre este tema. El pequeño había nacido en los EEUU, al final de un proceso de una reproducción asistida que utilizó el semen de uno de los dos hombres. El padre biológico podrá adoptar al niño en calidad de padre soltero. En Singapur, las reivindicaciones de la comunidad homosexual alimentan encendidos debates. El tribunal asegura: “Ninguna simpatía”.

 


Singapur (AsiaNews/Agencias) – La Alta Corte de Singapur  emitió hoy por primera vez una sentencia que permitirá a una pareja homosexual compuesta por dos hombres adoptar un niño de cinco años, concebido en los EEUU a través de una madre sustituta. Presidido por el juez Sundaresh Menon, el colegio cambió el veredicto formulado por un tribunal estatal. Según la Alta Corte, que con aquella de la Apelación constituye el más alto grado de juicio en la ciudad-Estado, la adopción “aumentaría las perspectivas del niño para adquirir la ciudadanía de Singapur y la de asegurar su residencia por mucho tiempo”.

Los jueces subrayan que la Corte tomó en consideración la política de Singapur sobre las familias del mismo sexo y su relación con el caso, además de cualquier violación de las normativas en materia de adopción. Para los jueces, ninguna de las razones “era urgente a tal punto de permitir ignorar el imperativo de tutelar el bienestar del niño y considerar esto como una prioridad”. La Corte subraya que la decisión no aprueba las acciones de la pareja y no es el “resultado de simpatías”.

La pareja, dos habitantes de Singapur de 45 años cuya identidad es desconocida, damos nombres de fantasía (James y Shawn), había pedido adoptar al niño (Noel) en diciembre de 2014, un año después de su nacimiento. El pequeño había nacido en los EEUU de una madre sustituta, al final de un proceso de reproducción asistida que utilizó el semen de uno de los dos hombres. Hasta ahora el niño era un ciudadano americano y vivía en Singapur con un salvoconducto, que debía ser renovado cada 6 meses dejando el país. En virtud de la sentencia, el padre biológico podrá adoptar al niño en calidad de padre soltero.

En los últimos meses, las reivindicaciones de la comunidad homosexual han alimentado encendidos debates entre los habitantes de Singapur, en particular en lo que se refiere a la Sección 377A del Código penal. Introducida en 1938, la norma sobre el “ultraje a la decencia” criminaliza las relaciones homosexuales entre hombres. Después de la sentencia de la Corte suprema india que despenalizó al sexo homosexual, la ley fue de nuevo puesta en discusión por aquellos que piden la abolición en nombre de los derechos humanos. A éstos se oponen aquellos que ven en la abolición una amenaza para las familias y para la sociedad de Singapur.

 

SINGAPORE_-_1217_-_Surrogazione.jpg