Raqqa, descubrieron la mayor fosa comĂșn del ISIS: hay 3.500 cuerpos enterrados

El descubrimiento se realizó después de un año de la reconquista de la ciudad. En las cercanías del ex bastión islamista, se localizaron 8 fosas comunes más. Una escuadra de la Protección civil está abocada a la difícil tarea de identificar a las víctimas. Desde enero, se han identificado 560 de los 3.800 restos exhumados..

 


Damasco (AsiaNews-Agencias)- En los campos situados en las afueras de Raqqa, ex “capital” del Estado islámico (ISIS) en Siria, los operadores de protección civil descubrieron la mayor y más antigua fosa común utilizada por los yihadistas: según las primeras investigaciones, en ella, se encuentran sepultados los restos de unas 3.500 personas. Los primeros equipos de rescate descubrieron el macabro lugar en un suburbio agrícola de al-Foukheikha el mes pasado, más de un año después de la reconquista de Raqqa por parte de las fuerzas apoyadas por los EEUU.

El personal dedicado a la excavaciones y los activistas por los derechos humanos afirman que la fosa común constituye, al día de hoy, el ejemplo más importante de la violencia perpetrada por el grupo islamista. Aquí, la protección civil ha sacado a la luz más de 120 cuerpos. “Hay tumbas individuales, pero detrás de nosotros, bajo los árboles hay una fosa común que contiene los cuerpos de las personas ajusticiadas por Daesh (acrónimo árabe por ISIS), declara Assad Mohammad, asistente forense y responsable de ese lugar.

“Aquí hay enterrados entre unos 2.500 y 3.000 cuerpos- afirma- además de los 900-1.100 depositados en tumbas individuales, sumando un total de casi 3.500”. En las cercanías de Raqqa, las autoridades han descubierto 8 fosas comunes más, pero según Mohammad, “Al-Foukheikha es la más grande, y fue construida cuando el ISIS ocupó la ciudad septentrional”, en el año 2014. Un equipo de la Protección civil registra todos los detalles identificativos de las víctimas y luego carga los restos en un furgón, para transportarlos a un cementerio situado a uno 10 Km de distancia.

Desde que el grupo inició su trabajo en Raqqa, en enero de 2018, ha podido exhumar más de 3.800 cuerpos. De éstos, 560 ya fueron identificados y entregados a sus seres queridos para su sepultura. La identificación es a menudo realizada bajo secreto de sumario, ya que quien informa sobre el destino de una persona desaparecida puede dar a los equipos de rescate solamente los detalles fisonómicos.

SIRIA_-_0222_-_Raqqa.jpg