Llamadas telefónicas que salvan del suicidio. Expertos: -40% muertos desde 2003

Quien llama a las líneas telefónicas de asistencia contra el suicidio son mayormente personas de entre 30 y 40 años. En 2018, el 56% de los usuarios eran mujeres y el 43%, hombres. El número de suicidios está disminuyendo, pero aumentan las muertes infantiles. Las jóvenes de hasta 19 años de edad muestran una “preocupante tendencia” al suicidio.

 


Tokio (AsiaNews/Agencias)- Hablar por teléfono, para salvar a los japoneses del suicidio: expertos y voluntarios de organizaciones que trabajan en las líneas telefónicas de emergencia afirman que la posibilidad de expresar los sentimientos más profundos contribuyó a reducir las muertes en casi un 40%, en comparación al pico registrado en 2003.

“¿Estás deprimido? hay personas que te ayudan a levantarte”. son algunos de los mensajes publicitarios desplegados en Tokio, en las paredes de la vasta red de líneas subterráneas, un lugar donde se constatan muchos intentos de suicidio. La mayor parte de las personas que llaman a las líneas anti-suicidio tienen entre 30 y 40 años de edad. En 2018, el 56% de los usuarios eran mujeres y el 43%, hombres.

Ubicada a unos 450 km de Tokio, se encuentra la prefectura de Akita. Territorio fundamentalmente rural, por décadas ostentó la tasa más alta de suicidios de todo Japón. Además de los números de emergencia, aquí se despliega una red de “escuchadores” adiestrados, que frecuentemente se ponen en contacto con los ancianos solos y abandonados de la zona.

El suicidio se cuenta entre uno de los problemas sociales de Japón, si bien el número de casos, en general, disminuyó. Por otro lado, los suicidios infantiles últimamente han registrado un marcado aumento. Los expertos señalan las presiones escolares y el bullying como posibles factores desencadenantes. En 2017, el número de suicidios entre los jóvenes registró el pico más alto desde 1986: 250 niños de escuelas primarias, medias y superiores se quitaron la vida.

Cada año, la policía da a conocer los datos referidos al número de las muertes por suicidio. La tasa de suicidios en 2018 registró el mínimo histórico en 37 años. En los primeros 11 meses de 2018, se quitaron la vida 16.3 personas cada 100.000 habitantes. Se trata de una reducción del 3,4% que representa un total de 20.598 personas.

A pesar de que la tendencia es positiva, el ministerio del Bienestar Social subraya que las jóvenes de hasta 19 años de edad muestran una “preocupante tendencia” al suicidio. La franja etaria de mayor riesgo sigue siendo la de los cincuenta años: en 2018, en dicho grupo se suicidaron 3.225 personas, 91 menos que el año anterior. En la franja etaria de 40 años hubo 3.222, mientras que en los sexagenarios el número de suicidios ascendió a 2.811.

GIAPPONE_-_0408_-_Suicidi.jpg