Reabre el Museo dedicado a la masacre de Tiananmen

Hong Kong es el único lugar chino donde se recuerdan los hechos de Tiananmen y donde se celebra una vigilia en memoria de los “patriotas” asesinados en la noche entre el 3 y el 4 de junio de 1989. La mitad de los visitantes provienen de la República popular de China.

 


Hong Kong (AsiaNews/RFA)- Tras permanecer casi 3 años cerrado, el 30 de abril pasado se anunció la reapertura del Museo en memoria de la masacre de Tiananmen. El Museo reúne fotos y testimonios sobre los hechos sucedidos en la noche del 3 al 4 de junio de 1989, cuando el Ejército de Liberación Popular arremetió, con armas y tanques de guerra, contra los estudiantes y obreros reunidos en la plaza de Tiananmen, que llevaban más de un mes reclamando por una mayor democracia y pidiendo poner fin a la corrupción. Según las estimaciones más sobrias, fueron asesinadas al menos 2.000 personas, algunas aplastadas por los tanques, y otras asesinadas por los disparos de armas de fuego, cuando trataban de escapar del lugar.

Los responsables del Museo, la Alianza de Hong Kong para el apoyo de los movimientos democráticos y patrióticos en China, habían abierto la primera sede permanente en 2014, en la zona comercial de Tsim Sha Tsui, pero el propietario del edificio hizo todo lo que estaba a su alcance para que se retirasen. Según la Alianza, los motivos son todos políticos: en Hong Kong hay una creciente auto-censura orientada a evitar gestos que pudieran ofender a China. En el 2016 el museo tuvo que cerrar sus puertas, y ahora ha sido reinaugurado en la zona más popular de Mong Kok.

Según explican los responsables del lugar, el valor del Museo está en mantener viva la memoria de lo que sucedió. En China es imposible encontrar referencias, fotos o documentos que se refieran al período, y cualquier manifestación que apunte a recordar los acontecimientos es reprimida.

Hong Kong es el único territorio en el mundo chino donde cada año, el 4 de junio, se celebra una vigilia por los “patriotas” víctimas de la masacre, un gesto de memoria que es organizado por la misma Alianza. La definición de “patriotas” choca con la posición del Partido comunista chino, que ha calificado al movimiento democrático de Tiananmen como “contrarrevolucionario”.

En años anteriores, el Museo tuvo cuando menos 20.000 visitantes por año. Casi la mitad de estos estuvo compuesta por ciudadanos chinos de la República Popular.

Cina-_Tiananmen-carri_armati.jpg