Lahore, atentado en un santuario sufí: al menos 9 muertos y 24 heridos
de Kamran Chaudhry

El de Data Darbar es el mayor santuario sufí del sur de Asia y cada año, recibe a un millón de peregrinos. El terrorista suicida quiso atacar la patrulla de la policía que controlaba uno de los ingresos al santuario. Pbro. James Channan: “Otro triste ejemplo de terrorismo religioso”. En el mes de Ramadán, mezquitas y santuarios están colmados de fieles. Moulana Tahir Ashrafi, presidente del Consejo de los Ulemas del Pakistán, agradece por los mensajes de solidaridad enviados por los cristianos y por otras minorías religiosas.


Lahore (AsiaNews) – Es de cuando menos 9 muertos y 24 heridos, el primer saldo de un atentado suicida ocurrido esta mañana, a las 08.45, en las inmediaciones del santuario sufí de Data Darbar. De las 9 víctimas fatales, cinco son policías. Luego de recibir asistencia en la emergencia, el santuario quedó aislado. Los fieles fueron alejados del lugar, que permanece cerrado a las visitas. Muchas calles del centro fueron cortadas y varios locales comerciales continúan cerrados en este momento.

Data Darbar es el santuario sufí más importante del sur de Asia y fue construido para custodiar la tumba de  Abul Hassan Ali Hujwiri, un místico musulmán que vivió en el siglo XI. Embellecido y ampliado en el período Mogol (siglo XVI), y luego, hacia el 1800 y a fines de la década del ‘900, constituye una meta de continuas peregrinaciones.

Hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado el ataque, que ha sucedido en los primeros días del Ramadán. El premier Imran Khan ha condenado la violencia y ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas.

La policía cree que el objetivo del atentado suicida fue justamente atacar a las fuerzas del orden que controlan el santuario durante las 24 horas. De acuerdo a una primera reconstrucción de los hechos, pareciera ser que el terrorista suicida se arrojó contra la patrulla de los policías que controlaban uno de los ingresos al santuario. Según los artificieros, la bomba contenía, cuando menos, siete kilos de material explosivo.

El Pbro. James Channan, coordinador regional de la organización United Religions Initiative Pakistan, equipara el gesto terrorista sucedido en Lahore con las explosiones en Sri Lanka ocurridas en el día de Pascua.

El sacerdote, en diálogo con AsiaNews, comenta: “Este es otro triste ejemplo de terrorismo religioso. Los terroristas están haciendo todo lo que está a su alcance para sembrar miedo entre los fieles e impedirles vivir sus prácticas religiosas. Esta explosión durante el mes sagrado del Ramadán es terrible. En este mes de ayuno, las mezquitas y los santuarios siempre están colmados de fieles. Queremos expresar nuestra solidaridad al gobierno, a las fuerzas de seguridad y a las familias de las víctimas”.

Moulana Tahir Ashrafi, presidente del Consejo de los Ulemas del Pakistán, ha agradecido los mensajes de solidaridad que ha recibido de los cristianos y de otras minorías religiosas. “Este es un atentado contra la humanidad, un intento de sabotear la paz y la estabilidad en nuestro país. Permanezcamos unidos en este tiempo de luto. Nos alienta mucho ver que en Nueva Zelanda, personas que no son musulmanas velan por las mezquitas, luego de los atentados terroristas devastadores, Y estamos agradecidos a la policía de Lahore por el sacrificio de sus vidas, que ha salvado a miles de fieles que llenaban el santuario. Nosotros no le tenemos miedo a los terroristas: nuestras mezquitas y santuarios seguirán llenos de personas”.

Pakistan-_Data_Darbar_shrine.jpg