Delhi, estrago de trabajadores en el incendio de una fábrica ilegal: 43 muertos

El incendio se desencadenó en el barrio antiguo de la capital, hecho de callecitas y callejones. Los socorros tuvieron problemas para llegar, pero luego lograron salvar a 58 personas. Los obreros eran en su mayor parte migrantes de Bihar, les pagaban menos de 13 euros por mes. 

 


Nueva Delhi (AsiaNews/Agencias) – Al menos 43 personas murieron en el incendio de una fábrica ilegal de bolsos en Delhi, en la parte antigua de la ciudad. El incendio se desencadenó ayer por la mañana alrededor de las 5.20 (hora local) en la planta baja del edificio y se difundió rápidamente a los tres pisos superiores que alojaban también los dormitorios de los trabajadores. Las víctimas son todos obreros de la fábrica, que fallecieron por asfixia y por las quemaduras. 

La noticia del incendio impresionó a la capital india. Se trata del peor incidente desde 1997, cuando 59 espectadores murieron entre las llamas que estalló en un cine. Por el momento son desconocidas las causas. Mientras tanto los medios reportan el arresto de Rehan, el propietario de la industria.

El incendio se desencadenó en la zona de Azad Market, caracterizada por una maraña de callejones. El laberinto de callejuelas provocó dificultades a los socorros y la llegada de los vehículos de los bomberos. Estos últimos lograron salvar a 58 personas, cortando las rejas de las ventanas y colgándose de los edificios adyacentes. Uno de ellos, Rajesh Shukla, apodado como “el héroe del incendio”, salvó seguramente a 11 personas, resultando herido a su vez.  

Bajo acusación los permisos de la fábrica, que producía en particular mochilas para la escuela. Los investigadores investigan también la falta de salidas de emergencia y de seguridad. Los testigos de los edificios vecinos cuentan que gritaban a las personas atrapadas que subieran a los techos para poder salvarse. Ronak Khan, de 17 años que vive el el edificio de al lado, recuerda que “se despertó por los llantos y los gritos de ayuda”. “Les dijimos que subieran al techo que así podíamos ayudarlo”. Pero los obreros encontraron las salidas obstruidas, permaneciendo bloqueados en aquella que después se reveló como una trampa mortal.

Las familias de las víctimas reportan que los trabajadores eran en gran parte migrantes provenientes de Bihar, uno de los Estados más pobres, donde las carestías y las inundaciones llevan a las poblaciones a buscar fortuna en las grandes metrópolis. A algunos de ellos se les pagaba 1.000 rupias por mes, o sea casi 13 euros.

 

INDIA_-_1209_-_Incendio_(600_x_339).jpg