Expertos extranjeros abandonan grupo de investigación sobre la violencia de la policía de Hong Kong

El gobierno quería integrarlos al Consejo Independiente para las Denuncias contra la Policía (IPCC), para dar mayor valor y objetividad a la investigación. Pero para los expertos, el IPCC no tiene suficiente poder para actuar con libertad. 

 


gobierno de Hong Kong para verificar las denuncias contra la violencia de la policía en los últimos meses de manifestaciones anti-extradición, han decidido abandonar en bloque el grupo. Consideran que éste no es capaz de conducir una investigación eficaz. 

Desde que se iniciaron las manifestaciones en el pasado mes de junio, la violecia de la policía fue creciendo, al punto de ser acusada de uso excesivo de la fuerza y de connivencia con grupos mafiosos. El movimiento anti-extradición, muchas ONGs y líderes cristianos han pedido una y otra vez que se constituya una comisión independiente para investigar la violencia perpetrada por las fuerzas del orden. Sin embargo, la Jefa del Ejecutivo siempre se ha negado, alegando que ya existe un Consejo Independiente para gestionar las denuncias contra la policía (el Independent Police Complaints Council, IPCC), constituido por el gobierno. 

Frente a las presiones de la población, el gobierno ha prometido una investigación del IPCC, y para dar mayor valor y objetividad a los resultados, invitó a algunos miembros de países democráticos extranjeros a sumarse al equipo. Entre ellos, a un inspector británico y a un juez neozelandés. En el día de ayer, ellos presentaron su renuncia. 

Según los expertos extranjeros, el IPCC carece de los poderes necesarios para satisfacer los “estándares requeridos por los ciudadanos de Hong Kong”. El IPCC no puede interrogar a los testigos, y sus investigaciones solo pueden ceñirse a casos aislados, pero no a toda la  fuerza de la policía. 

El abandono del IPCC por parte de los expertos muestra que el Consejo tiene algunas fallas. Lo cual torna aun más urgente el reclamo de la población, que pide una investigación independiente, con el respaldo del 70% de los ciudadanos de Hong Kong. 

El gobierno ha declarado que analizará las recomendaciones recibidas y luego decidirá cómo proseguir. El IPCC debía presentar los resultados de la investigación a fines de enero.

HK-Police_violence_A.jpg