Asesinato Solemaini, Card Sako: no transformen a Irak en un campo de batalla
de Louis Raphael Sako*

El patriarca caldeo describe a un pueblo en un “profunda shock” por la escalada de violencia de los últimos días. Él invoca al diálogo para evitar que derive en un Estado en una “situación inimaginable”. Después de las exequias ataques de morteros y misiles contra la capital y el norte. Miles de personas en el funeral del general iraní, pero una parte de iraquíes exulta por su muerte. 

 


Bagdad (AsiaNews) - Los iraquíes viven en un estado de “profundo shock” y su temor es que el país sea “transformado en un campo de batalla”. Es cuanto escribe el patriarca caldeo, el Card. Louis Raphael Sako, en un mensaje publicado hoy en el sitio del patriarcado y enviado para su conocimiento a AsiaNews. También la Iglesia iraquí sigue con atención y preocupación la escalada entre Irán y los EEUU, que sufrió una aceleración en los últimos días con el asesinato en un ataque con misiles y drones del potente general iraní 

Qasem Soleimani, jefe de las fuerzas iraníes Wods. En la mira del presidente del presidente de EEUU, Donald Trump, que dio la orden en persona de atacar, también la dirigencia de las Fuerzas de movilización popular iraquíes.

Después de la exequias de ayer en bagdad y en las ciudades santas chiíes de Najaf y Kerbala, hoy el cuerpo del general Soleimani será transferida a Irán; el gran ayatolá Ali Khamenei ordenó 3 días de luto nacional, que concluirán el 7 de enero con los funerales del alto oficial. Durante la noche algunos ataques de morteros y misiles cayeron sobre Bagdad y en el norte de la capital, donde en precedencia miles de personas habían participado en el cortejo fúnebre de Soleimani, cantando “muerte a América”. en otras zonas de la ciudad, algunos manifestantes celebraban la muerte del general iraní. Mientras tanto el comando de las Kataib Hezbollah en Irak ordenó a todos los combatientes del país que permanezcan al menos a 1 Km de las bases y los objetivos estadounidenses.

Frente a una escalada que arriesga terminar en una guerra abierta, el primado caldeo pide “un diálogo razonable” para “ahorrar” a Irak y a la región de “consecuencias de portada inimaginable”.

A continuación el texto del mensaje del patriarca Sako:

 

Los iraquíes están todavía bajo un estado de profundo shock, por lo sucedido la semana pasada. Su temor más grande y profundo es que su país, Irak, pueda ser transformado en un campo de batalla, más que ser una patria soberana, capaz de proteger a sus propios ciudadanos y garantizar el bienestar. 

En estas circunstancias de tal criticidad y en un contexto que se vuelve cada vez más peligroso, creo sea muy sabio y oportuno llamar a una mesa redonda que reúna a todas las partes interesadas. A todos les es pedido el uso de la moderación, de lograr un diálogo razonable y civil, un obrar racional y sabiduría de pensamiento, con la intención y finalidad de ahorrar a Irak consecuencias de una portada inimaginable.

Todos nosotros nos dirigimos a Dios omnipotente para que garantice a Irak y a la región entera un futuro pacífico, estable, seguro y una “vida normal”, a la cual anhelamos ya desde hace demasiado tiempo.

* Patriarca caldeo de Bagdad y presidente de la Conferencia episcopal iraquí

 

IRAQ_-_IRAN_-_USA_-_soleimani_patriarcato.jpg