Primera víctima del coronavirus en Hong Kong. En China, los muertos ascienden a 426
de Paul Wang

El hombre muerto en Hong Kong había estado en Wuhan el 21 de enero. Contagió a la madre, que vivía con él. El hombre ya cursaba una enfermedad. La jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, cierra todos los puertos y vías de comunicación con China. En el país hay 20.472 infectados; a éstos se suman 23.214 que aún deben confirmarse. Otros 151 casos más, en 23 países del mundo. El Politburó admite “carencias e inconvenientes” en el manejo de la epidemia. Cierran los casinos de Macao.


Hong Kong (AsiaNews) – Hoy, las autoridades sanitarias anunciaron la primera muerte por coronavirus en el territorio. La víctima, un hombre de 39 años, es la segunda persona fallecida fuera de China, después de un hombre de 44 años, en las Filipinas, dos días atrás.  

El gobierno de Hong Kong ha precisado que el hombre había estado en Wuhan (Hubei), epicentro de la epidemia, el 21 de enero pasado, y que había regresado a Hong Kong el 23 de enero. A fin de mes desarrolló un cuadro febril, se le diagnosticó el coronavirus y quedó aislado en el Princess Margaret Hospital. El hombre murió de un infarto, confirmando el hecho de que el coronavirus es mortal, sobre todo para pacientes que ya cursan alguna enfermedad.

La primera víctima de Hong Kong vivía con su madre en Hong Hum. Ella también está afectada por el virus, debido al contacto con el hijo. Hasta ahora, Hong Kong ha reconocido 15 casos de infección. 

La mayor parte de la gente está preocupada ante la idea de que la epidemia pueda difundirse en el territorio superpoblado y con un enorme volumen de contactos con China. Muchos recuerdan la pesadilla de la epidemia de SARS (2002-2003), que costó la vida de 300 personas. 

El gobierno está bajo presión debido a los reclamos de grupos de médicos y enfermeros, que piden que se cierren todos los pasos con China, para evitar un volumen de contagios imposible de contener. El gobierno de Carrie Lam primero se negó, pero luego aceptó reducir los puertos de entrada y las vías de comunicación con la madre patria. 

En tanto, en China se registra un nuevo pico de muertes e infectados. Esta mañana a las 10, los decesos eran 426 y los infectados, 20.472; aún debe confirmarse otros 23.214. Adicionalmente, hay 151 casos registrados en 23 países del mundo. 

Ayer, el Ministerio de Relaciones Exteriores, desde Beijing, dijo que el país “necesita con urgencia” material sanitario como máscaras, gafas de protección y trajes aislantes. En un raro ejemplo de autocrítica, el Comité Permanente del Politburó admitió que hubo “carencias e inconvenientes” en la gestión de la epidemia. Sin embargo, como medida, solo propuso verificar en mayor profundidad la venta de animales selváticos en los mercados. 

En efecto, prevalece la opinión – confirmada por algunos científicos - de que la epidemia fue desarrollada por los murciélagos.

El presidente Xi Jinping, que presidió el Comité, afirmó que el pueblo chino “ha lanzado una guerra para la prevención de la epidemia”. 

En Macao, el jefe del Ejecutivo, Ho Iat-seng, dispuso que todos los casinos clausuren sus puertas, al menos, hasta fin de mes.

HK-_Virus_victim.png