Osaka: Covid-19, sin público en el gran torneo de sumo

Empezó ayer el Spring Grand Sumo Tournament. Los encuentros serán transmitidos por una emisora pública. Si un luchador contrae el virus, la competición será cancelada. Los atletas deben cumplir con estrictos protocolos de salud. El último torneo a puerta cerrada se celebró en 1945.


Osaka (AsiaNews/Agencias) - El deporte más popular de Japón se pliega ante la emergencia del coronavirus: el Spring Grand Sumo Tournament es el primer busho (torneo) que se celebra sin público en 75 años. Las entradas para el evento, que se inauguró ayer en el Edion Arena de Osaka, se habían agotado.  Se esperaban más de 7.000 espectadores para cada uno de los 15 días del torneo. Pero el 29 de febrero, la alta dirección de la Japan Sumo Association (Jsa) -el más alto organismo gubernamental del deporte- decidió prohibir la participación del público, como medida para contener la epidemia de Covid-19. La alternativa era cancelar la competencia. Según las disposiciones de la Jsa, los partidos serán transmitidos por la emisora pública japonesa NHK, pero el torneo será cancelado si un luchador contrae el virus.

Ayer, la confusión y la incomodidad eran visibles en las caras de los atletas que entraban en la arena. El presidente de la Jsa, Hakkaku (nacido Nobuyoshi Hoshi), tomó la palabra en medio del dohyo (anillo) para hacer un discurso. "Haremos todos los esfuerzos posibles para superar los próximos 15 días", dijo, "con la esperanza de que el poder del sumo proporcione coraje e inspiración a la gente, no sólo en Japón sino en todo el mundo, y ayude a devolver la paz y la tranquilidad". Normalmente, el presidente de la Jsa da el discurso de apertura de un torneo en presencia de atletas de rango yokozuna y luchadores sanyaku (tres niveles inferiores). Pero para transmitir la imagen de un frente unido, Hakkaku ha decidido traer a todos los luchadores pertenecientes a la primera división de makuuchi y a los maestros de equipo encargados de determinar las clasificaciones.

Los atletas que participan en el Spring Grand Sumo Tournament deben cumplir con estrictos protocolos de salud. Primero, no pueden llegar al estadio en transporte público. Muchos luchadores comparten un taxi; algunos llegaron varias horas antes de su combate de ayer. No se les permite salir y volver al Edion Arena, por lo que los vestuarios estaban llenos de asistentes que esperaban la llegada de los luchadores a ciertas horas del día. Finalmente, cada día del torneo el personal médico comprobará la temperatura corporal de cada atleta. Ayer, nadie pidió retirarse debido a la fiebre. Si esto sucede, el torneo terminará prematuramente.

El pasado 26 de febrero, el gobierno japonés pidió a los operadores de instalaciones deportivas y de entretenimiento que consideraran la posibilidad de cancelar o posponer los eventos públicos para ayudar a las autoridades a prevenir la propagación del coronavirus. Pero los grandes torneos de sumo se celebran cada dos meses, y debido a la dificultad de encontrar un lugar y un programa adecuado, la Jsa dijo que era imposible posponer el torneo de primavera, la segunda competición de este año. La última cancelación de un gran torneo fue en marzo de 2011, después de un escándalo de amaño de encuentros. El torneo de verano de 1946 fue cancelado debido a un retraso en la renovación del estadio Ryogoku Kokugikan de Tokio, que fue dañado durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando el conflicto aún continuaba, en junio de 1945 se cerró una reunión al público en general para permitir la participación de los veteranos de guerra heridos.

 

(Crédito de las fotos: Asahi Shimbun).

GIAPPONE_-_0309_-_Sumo_01.jpg GIAPPONE_-_0309_-_Sumo_01.jpg GIAPPONE_-_0309_-_Sumo_01.jpg GIAPPONE_-_0309_-_Sumo_01.jpg