Vicario de Arabia: en Cuaresma, ayuno y oración por las personas afectadas por el coronavirus

Mons. Hinder dirige un pensamiento a cuantos combaten a la enfermedad e invita a los fieles a ayudar a las personas en dificultad. El virus ataca no sólo a la salud, sino también a la sociedad y a la economía. Pero la nación tiene estructuras “excelentes” y hay una “vigilancia constante”. El Covid-19 da miedo también a los yihadistas del ISIS. 

 


Abu Dhabi (AsiaNews) - Muchas diócesis en el mundo “realizan días de oración y ayuno” para que finalice la epidemia del nuevo coronavirus y por esto, “os exhorto a realizar oraciones, ayunos y gestos de caridad por los afectados por la pandemia”. Es cuanto subraya en una carta pastoral, enviada a AsiaNews, Mons. Paul Hinder, vicario apostólico de Arabia meridional (Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen), agregando que los miércoles de Cuaresma “tendrán esta intención”. Recemos, agrega, “por la sabiduría” de cuantos “combaten la enfermedad, por la curación de aquellos afectados y pidamos la protección y seguridad para todos”.

El prelado invita a los fieles a ayudar a cuantos están en dificultad, social y económica, a causa de la pandemia de Covid-19, que en los últimos días se está difundiendo en modo sensible también en Oriente Medio. Las esperanza, prosigue, es la de “reiniciar lo antes posible las celebraciones y las actividades” porque “somos todos, en un modo u otro” en todo el mundo “involucrados” por el coronavirus.

Gestos simples y cotidianos como ir a misa o rezar en comunidad “están puestas en duda” y las funciones “reducidas en modo drástico o suspendidas”. La enfermedad no ataca sólo a la salud pública, sino que “comporta un “balance pesado” también sobre la sociedad y las economías incidiendo “sobre nuestras vidas”.

Mons. Hinder recuerda la fortuna de vivir en una nación “con estructuras médicas excelentes” al servicio de los enfermos, con una “vigilancia constante” de las autoridades en todos los sectores, factor que “favoreció un difusión limitada de la epidemia”. Sin embargo, prosigue, es necesario “mantener alto el nivel de prudencia” y tomar “todas las precauciones” para contrarrestar la circulación del virus. 

A los ciudadanos les toca la tarea de tomar todas las medidas de “prudencia y precaución”, sin olvidar “la dimensión de la fe” en este momento de “crisis”, cuando surge “la fragilidad humana” y “nos pide estar preparados a nivel espiritual”. Mons. Hinder comparte el dolor de cuantos no pueden participar a las funciones o porque están suspendidas o están enfermos, pero agrega que “reiniciarán lo antes posible”. Mientras tanto para la Cuaresma, la Semana Santa y la Pascua las misas “estarán disponibles en los medios electrónicos” y aprovecha de la ocasión para invitar a los fieles a seguir aquellas celebradas por el Papa Francisco.

Al final, Mons. hinder delinea algunas indicaciones-viejas y nuevas- para enfrentar lo mejor posible la epidemia del coronavirus: estar en casa y no ir a la iglesia si se está en contacto con personas positivas al Covid-19 o que estén bajo cuarentena; si se está de vuelta de países considerados arriesgados; para los anciano y los enfermos, sujetos considerados en modo particular en riesgo.

Mientras tanto la emergencia no conoce confines e inicia a preocupar también al grupo yihadista del Estado islámico (EI, ex ISIS) que han delineado líneas de comportamiento para sus propios milicianos en Siria e Irak. A través del canal de información al-Naba, ligado a los fundamentalistas y con una gráfica que retoma las indicaciones trazadas en muchos países de Occidente, los líderes indican y elencan estilos de comportamiento delineados por Dios y por el profeta mahoma. Entre éstos se invita al respeto de la distancia a no entrar o salir de la tierra del contagio, cubrirse la boca y lavarse las manos.

En lo que se refiere a los contagios, ayer Arabia Saudita registró 24 nuevos casos, entre los cuales 14 egipcios, por un total de 86. Turquía 3, por un total de 5. Otros 58 en Qatar, por un número total de infecciones par a 320. En Siria no hay aún casos oficiales, pero las autoridades de Damasco dispusieron la clausura de las escuelas y la prohibición de fumar el narguile en los cafés. Al final Irán, que sigue siendo la nación del área más afectada con 11.363 contagios y 514 muertos.

EAU_-_MEDIO_ORIENTE_-_hinder_e_coronavirus.jpg