Assam: 70 muertos por las lluvias monzónicas
de Biju Veticad

Se desbordó el río Brahmaputra. A causa de los aludes y las inundaciones, las autoridades tuvieron que evacuar a 1,3 millones de habitantes, y trasladarlos a zonas seguras. Hay cuando menos 385.000 desplazados en el solo distrito de Barpeta. Alrededor de 2100 residentes se alojan en 118 estructuras de socorro. La ayuda de la arquidiócesis de Guwahati. Los fieles de la diócesis de Tezpur se encuentran a salvo. 

 


Guwahati (AsiaNews) – Al menos 70 personas murieron en Assam debido a las inundaciones provocadas por las incesantes lluvias monzónicas. Desde el mes de mayo, las autoridades ya han trasladado a 1,3 millones de habitantes del Estado, para ponerlos a salvo en zonas seguras.

Todos los años, la estación de los monzones culmina con el río Brahmaputra desbordado, y con la devastación de las zonas cercanas. Muchas personas mueren a causa de los aludes, y los cultivos terminan destruidos. Hasta ahora, con 385.000 evacuados, el distrito de Barpeta (Assam occidental) es el más azotado por los destrozos. 

“Hemos trasladado a 2.100 evacuados, que se encuentran en 118 centros de socorro”, en diálogo con AsiaNews, fueron las declaraciones de Kishor Retha, a cargo del proyecto en la Autoridad de Assam encargada de la gestión de desastres.

La comunidad católica también trabaja para socorrer a los damnificados, tal como subraya Mons. John Moolachira, el arzobispo de Guwahati. La arquidiócesis se ocupa especialmente de los trabajadores migrantes. Ellos han regresado de otros Estados tras perder el empleo por la pandemnia de Covid-19. Según Mons. Moolachira, el gobierno de Assam está afrontando la emergencia de las inundaciones de la mejor manera posible. 

“Este año, el monzón comenzó antes de lo previsto, en el mes de mayo”, cuenta el Padre Freddy Madukkakuzhiyil, recientemente ordenado sacerdote de la Congregación SVD. En estos días de fuertes lluvias e inundaciones, él se encuentra en Assam. Su congregación tiene una parroquia en la diócesis de Texpur, en la orilla septentrional del Brahmaputra. Afortunadamente, allí la gente está a salvo. 

“Gracias al apoyo de la diócesis y de las autoridades – explica el Padre Madukkakuzhiyil – los evacuados alojados en los centros de emergencia se encuentran seguros. Mientras no haya un mejoramiento de las condiciones meteorológicas, no podrán regresar a sus aldeas”.

Assam_1_-_0714.png Assam_1_-_0714.png