Líderes del BJP exonerados por la demolición de la mezquita de Babri

Entre ellos figura Lal Krishna Advani, precedesor del premier Modi en la guía del partido nacionalista hindú. Absolvieron a 32 personas por falta de pruebas. En el 2019, la Corte Suprema había concedido a los hindúes el área donde se levantaba la mezquita. Grupo musulmán: Apelaremos la decisión de la Corte. Fuerzas de la oposición: el veredicto viola la Constitución y la ley. 


Nueva Delhi (AsiaNews) – Un tribunal de la India ayer decidió exonerar a los 32 miembros del partido nacionalista hindú BJP (Bharatiya Janata Party, actualmente en el poder) de todos los cargos por la demolición de la mezquita de Babri, en Ayodhya (Uttar Pradesh), hace 28 años. Entre los líderes exonerados figuran personajes prominentes: Lal Krishna Advani, quien precedió al premier Narendra Modi en la presidencia del partido BJP, Murali Manohar Joshi y Uma Bharti.

Según los jueces, no hay suficientes pruebas para establecer que las personalidades políticas del BJP planificaron la destrucción del lugar de culto (que databa del siglo XVI) aquél 6 de diciembre de 1992. En pocas horas, una horda de 150.000 radicales hindúes, con numerosos miembros de la agrupación extremista Sangh Parivar, demolió la mezquita. Según ellos, el edificio fue construido sobre las ruinas de un templo dedicado al dios Ram. El asalto desató duros enfrentamientos con la comunidad musulmana, que dejaron un saldo de casi 2.000 muertos. 

Con la absolución de los representantes del BJP, al día de hoy no hay culpables por la masacre. De las 49 personas incriminadas en un principio, 17 fallecieron durante el proceso judicial. Para los musulmanes de la India, se trata del segundo revés en poco menos de un año. En el 2019, poniendo fin a una batalla legal que se prolongó por años, la Corte Suprema entregó a la comunidad hindú el área donde se erigía la mezquita; a los musulmanes se les reconoció el derecho de construir su lugar de oración en otra zona de Ayodhya.

En el pasado mes de agosto, Modi colocó la primera piedra para la construcción de un templo hindú en el sitio, cumpliendo una antigua promesa de su campaña electoral. Para muchos observadores, la demolición de la mezquita de Babri es una línea divisoria de aguas en la historia reciente del país, marcada por el rápido ascenso de la derecha nacionalista hindú. 

All India Muslim Personal Law Board es una asociación que congrega a varias agrupaciones políticas musulmanas y acaba de anunciar que apelará el veredicto de ayer. También criticaron la decisión de los jueces dos de las principales fuerzas opositoras al gobierno de Modi (el partido Congress y el Partido comunista de la India), que definieron el veredicto como una “vergonzosa violación de la Constitución y de la ley”.

INDIA_-_1001_-_Moschea_Babri.jpg