Patriarca maronita, a los jóvenes: el Líbano necesita la revolución de ustedes

El purpurado vuelve a atacar a la clase dirigente, responsable de la crisis política, económica, institucional y social. Hay que encontrar una “abertura” para salir de la crisis en vez de quedarse esperando los “plazos” que impone el exterior. Los políticos “no son los amos del pueblo, sino servidores”. Obispo metropolitano ortodoxo griego de Beirut: no hay “misericordia” de ningún tipo para las víctimas de las explosiones. 


Beirut (AsiaNews/Agencias) - Es necesario hallar una “abertura” en la situación de bloqueo generalizado que azota al Líbano a nivel político, económico y financiero, sin quedarse esperando “los plazos” que imponen desde el exterior. Esto fue subrayado ayer por el patriarca maronita, card. Beshara Raï, en la homilía de la misa dominical, al dirigirse a los jóvenes para pedirles que no abandonen el país. “Comprendo la desconfianza de ustedes - dijo el purpurado - y comparto su desilusión [...], pero el Líbano necesita la revolución de ustedes y su cólera”.  

El líder de la Iglesia maronita volvió sobre la crisis política, económica e institucional que embiste al país de los cedros desde hace tiempo. Una situación, ya precaria, que con el Covid-19 ha recibido un tiro de gracia, empujando al 55% de la población por debajo de la línea de pobreza, en un contexto donde la emergencia continua ha desatado un aumento de los suicidios, entre tantas cosas. 

En la mañana de ayer, el card. Raï pronunció una nueva requisitoria contra la clase dirigente libanesa, que presta “poca atención” a las necesidades de las personas, y en la que “un grupo político” controla “el destino” de la nación y hace fracasar los agotadores intentos de formar un nuevo gobierno. El purpurado subrayó: “a ustedes, les decimos: no son los amos del pueblo, sino sus servidores”. Invitó a observar la Constitución para salir de este impasse sin quedarse esperando las intervenciones del exterior, para superar “el coma institucional en el que ha caído la nación”. 

El último pensamiento del card. Rai estuvo dedicado a los jóvenes, que deben “reflexionar a fondo” antes de tomar la decisión de emigrar ya que “las crisis económicas, financieras, sociales y sanitarias están presentes en todas partes del mundo”. El Líbano, concluyó, “necesita, sobre todo, de ustedes. [El país] necesita la revolución de ustedes, su cólera, su conciencia, su educación, su cultura, su nobleza y su modo de vivir”. 

Ayer también arremetió contra la clase dirigente Élias Audi, obispo metropolitano de los ortodoxos griegos de Beirut. En la misa que se celebró en la catedral de san Jorge, él subrayó en reiteradas oportunidades que hay una falta de “misericordia”, sobre todo entre los políticos que se definen como “cristianos”.  “¿Dónde está la misericordia - se preguntó el prelado - si los habitantes de los barrios devastados por la doble explosión del 4 de agosto todavía no han regresado a sus casas, mientras el invierno llama a nuestra puerta?”. El peligro es una “alienación de su identidad social, cultural, arquitectónica” para los barrios que “transmiten la memoria de Beirut”  y que “han resistido la guerra y los intentos de destrucción”.  

LIBANO_-_leader_cristiani_popolo.jpg