Viena, tres días de luto nacional por el ataque terrorista reivindicado por el Estado Islámico

El terrorista que cometió el atentado, Kujtim Fejzulai, un joven de 20 años, tenía lazos estrechos con la organización islamista. Había intentado viajar para combatir en Siria. Logró convencer a las autoridades de que se había desradicalizado. Arrestaron a 14 personas. En Austria, la población musulmana está bien integrada a la sociedad. El telegrama del Papa al card. Schönborn.

 


Viena (AsiaNews/Agencias) – Hoy el país da inicio a tres días de luto nacional, con banderas a media asta, para conmemorar a las cuatro personas asesinadas en el centro de la ciudad, en un atentado terrorista que ahora se define claramente como "islamista". 

El autor, muerto en un tiroteo con la policía, tenía 20 años. Su nombre era Kujtim Fejzulai, y había nacido en Viena. Sus padres son albaneses, y provienen del norte de Macedonia. A la edad de 18 años intentó ir a Siria como combatiente, pero fue detenido en Turquía en 2018, por una denuncia de su madre. Condenado a 22 meses de prisión en Austria, fue liberado en diciembre de 2019 por buena conducta. Pocos meses atrás, Kujtim Fejzulai había logrado convencer a sus supervisores, y a la asociación de desradicalización que lo seguía, de que había abandonado el islamismo. Aún así, logró pactar una alianza con la organización del Estado Islámico (EI) y obtener armas y machetes para llevar a cabo lo que el Canciller Sebastián Kurz denominó como "el primer atentado islamista en Austria". Ayer, el EI reivindicó la responsabilidad del atentado y publicó un vídeo en el que el joven, que se hace llamar "Abu Dujana Al-Albani", hace una alianza con la organización terrorista.

En tanto, a través de una serie de allanamientos y operativos, la policía detuvo a 14 personas en Viena, St. Pölten y Linz. También arrestaron a dos ciudadanos suizos – dos hombres de 18 y 24 años –  en Winterthur, cerca de Zurich, sospechosos de tener vínculos con el asesino.

En el país son muchos los que se preguntan cómo es posible que el joven lograra engañar a las autoridades respecto a su desradicalización, y cómo es posible expresar un odio tan ciego contra personas comunes y corrientes. A diferencia de Francia, en Austria los musulmanes están bien integrados en la sociedad. A modo de ejemplo, el Ministro del Interior, Karl Nehammer, comentó que dos ciudadanos de origen turco ofrecieron ayuda a un policía herido en el ataque.

Una de las víctimas provenía del Norte de Macedonia, y había llegado al país con ánimo de prosperar. "Si piensan que pueden dividir a nuestra sociedad con violencia, terror y miedo, es importante mantenernos unidos", dijo Nehammer.

Ayer por la tarde, el Papa Francisco, a través del Card. Pietro Parolin, Secretario de Estado, envió un telegrama de condolencias al Card. Christoph Schönborn, Arzobispo de Viena. El texto dice: “El Santo Padre Francisco está profundamente consternado tras haber tomado conocimiento de los actos violentos ocurridos en Viena, que han provocado el dolor y la muerte de personas inocentes. Su Santidad acompaña a los familiares de las víctimas y a todo el pueblo austríaco, está cerca de los heridos y ruega por su pronta recuperación. El Papa Francisco confía a las víctimas a la misericordia de Dios e implora al Señor para que cesen la violencia y el odio y se promueva la coexistencia pacífica en la sociedad. Con su Bendición, Su Santidad acompaña de corazón a todas las personas afectadas por esta tragedia”. 

Austria-Kutim.jpg