​Cáritas Vietnam ayuda a las víctimas de las tormentas e inundaciones
de Trung Tin

Murieron más de 140 personas, hay decenas de desaparecidos y cientos de miles de viviendas quedaron destruidas. La visita del P. Joseph Ngô Sĩ Đình, OP, nuevo director de Cáritas Vietnam, junto con el P. Peter Nguyễn Trọng Đường, SVD, secretario del director, a las provincias centrales de Vietnam, entre el 9 y el 11 de noviembre.


Hanoi (AsiaNews) - En las provincias centrales de Vietnam, la gente ha tenido que hacer frente en los últimos días a 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13… tormentas que provocaron terribles inundaciones. Murieron más de 140 personas, hay decenas de desaparecidos y cientos de miles de viviendas quedaron destruidas. También desaparecieron muchos búfalos, vacas, cerdos, aves de corral, huertas y arrozales.

Los daños a personas y propiedades causados ​​por las inundaciones que duraron más de un mes fueron terribles. Muchas familias perdieron todo. Por eso la reconstrucción es extremadamente importante.

El Departamento General de Prevención y Control de Desastres Naturales explicó que el gobierno ha mostrado que los vietnamitas enfrentan cada año entre 10 y 15 inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra. Sobre todo en las regiones montañosas del norte, del centro y las Tierras Altas.

Debido a la situación provocada por las inundaciones en el centro de Vietnam, el padre Joseph Ngô Sĩ Đình, OP, nuevo director de Cáritas Vietnam, y el padre Peter Nguyễn Trọng Đường, SVD, asistente del director, realizaron una visita y un rápido reconocimiento a las regiones inundadas de las provincias centrales de Vietnam entre el 9 y el 11 de noviembre.

La delegación de Cáritas Vietnam visitó primero la diócesis de Huế, que abarca Thừa Thiên - Huế y la provincia de Quảng Trị. La provincia de Quảng Trị también registró graves daños.  Se considera que Cây Da Parish ha sido el epicentro de las inundaciones.

Cáritas Vietnam y Cáritas Huế también visitaron a algunas familias que atraviesan situaciones difíciles para escucharlas y ofrecerles ayuda material y espiritual.

Nguyễn Lưu, que vive en Sơn Đông de Hương Vân Ward, ciudad de Hương Trà, en la provincia de Thừa Thiên Huế, dijo: “En la guerra recibí heridas de gravedad y me cortaron una pierna. Por eso en mi viaje tuve que afrontar muchas dificultades. Mi familia plantó bananos, pero nuestro campo de bananos quedó destruido por estas inundaciones. El gobierno local nos dio 270.000 VND (unos 10 euros). Cáritas de la diócesis de Huếha nos dio 330.000 VND (unos 12 euros) para comprar arroz. ¿Qué vamos a hacer la semana que viene para sobrevivir? No sabemos".

Después de las inspecciones de campo, Caritas Viet Nam y Caritas Huế estudiaron  planes y proyectos concretos para reconstruir las condiciones de vida de la gente. Las ayudas se entregarán a católicos y no católicos.

Al día siguiente, la delegación de Cáritas Vietnam junto con el obispo Paul Nguyễn Thái Hợp, de la diócesis de Hà Tĩnh y el padre John Nguyễn Huy Tuần, director de Caritas Hà Tĩnh, visitaron y entregaron ayudas a algunas familias gravemente afectadas en la provincia de Quảng Bình.

Mons. Paul Nguyễn Thái Hợp, director de Caritas Hà Tỉnh y secretario de Cáritas Vietnam, llevó a cabo un rápido reconocimiento de los daños sufridos por la comunidad de Trầm en la parroquia de Chày. El padre John Nguyễn Huy Tuấn, director de Cáritas Hà Tĩnh, dijo que “aquí los sacerdotes son muy activos y trabajan mucho para salvar a las personas de las zonas inundadas. Hemos llevado a esa gente a un lugar seguro y les trajimos comida”.

Cuando pasó la inundación, también se construyeron muchos refugios temporales para alojar a 25 familias de la comunidad Tiên Nghĩa de la parroquia de Liên Hòa en el distrito de Quảng Trạch, provincia de Quảng Bình.

El Sr. Phúc, miembro del Consejo Pastoral de la Parroquia de Trung Quân, explicó: “Cuando la inundación llegó al nivel del techo, la gente hizo lo posible para subir al techo. La parroquia movilizó a los jóvenes para salvar a las personas que estaban atrapadas en sus casas. Tuvieron que bucear para rescatar a las personas que habían quedado dentro".

La gente de las provincias centrales se dedica principalmente a la agricultura, como el cultivo de hortalizas, arroz, cría de ganado y aves de corral. La vida de estas personas siempre ha sido muy difícil, pero las inundaciones destruyeron todas sus pertenencias y su situación es cada vez peor.

Después de las terribles inundaciones, la parroquia de Tân Hội en la diócesis de Hà Tĩnh ayudó a reubicar a 21 familias, que habían quedado sin hogar debido a los deslizamientos de tierra. Fueron alojadas en las cabañas que se habían construido temporalmente en el distrito de Tuyên Hóa de la provincia de Quảng Bình. El párroco de Tân Hội continúa proporcionando alimentos a esa gente todos los días.

Además de visitar a las víctimas de las inundaciones, Cáritas Vietnam llevó a cabo investigaciones rápidas sobre la situación real y coordinó con la Cáritas de las diócesis para planificar y poner en marcha proyectos concretos para ayudar a las personas, católicos y no católicos.

Caritas Viet Nam siempre se preocupa y realiza obras sociales y caritativas para contribuir a la recuperación después de los desastres naturales, ayudando a reconstruir la vida de las personas, reparar las casas dañadas y construir nuevas viviendas para las familias que han perdido las suyas. Especialmente para familias que viven en la zona del deslizamiento de tierra. Hay que trasladarlas a lugares nuevos y más seguros. Se les proporciona semillas, ganado, instalaciones para el sistema de filtrado de agua y becas para los niños que viven en circunstancias difíciles.

Como nuevo director de Cáritas Vietnam, el padre Joseph Ngô Sĩ Đình invitó a todos los católicos vietnamitas a ayudar a las víctimas de estas tormentas e inundaciones. El P. Đình dijo: “Esperamos que las cosas mejoren para estas personas que están sufriendo tanto por las tormentas. Trataremos de llevar alivio a su vida tanto si son católicos como no católicos".

 

346-4321-1567591477_680x0.jpg