Papúa: Sacerdotes católicos llaman al diálogo entre el gobierno y los separatistas
de Mathias Hariyadi

En una carta por el Día Mundial de los Derechos Humanos, piden a las partes que trabajen por la reconciliación social, para poner fin a la violencia. Solicitaron una intervención más activa de la Conferencia Episcopal. Cardenal Suharyo: Atención y compasión por el pueblo papú.

 


Jayapura (AsiaNews) - Sacerdotes católicos de la provincia de Papúa pidieron una solución pacífica del conflicto entre las fuerzas armadas y los grupos separatistas locales. La exhortación está contenida en una carta pastoral que se publicó ayer, Día Mundial de los Derechos Humanos. En su mensaje, los religiosos papúes recuerdan que el uso de la fuerza solo genera violencia y muerte, sin lograr resultados fructíferos: "Es mejor entablar un diálogo amistoso y trabajar por la reconciliación social, para solucionar los problemas y poner fin a la violencia".

Desde que pasó de la soberanía holandesa a la indonesia en 1962, Papúa Occidental ha estado sacudida por fuertes tensiones independentistas y la población local siempre se ha sentido discriminada por el gobierno de Yakarta. Los enfrentamientos entre los dos bandos se han intensificado en la regencia de Intan Jaya; entre las víctimas civiles también hay algunos religiosos, entre ellos el pastor protestante Jeremiah Zanambani.

Además de llamar a la paz al gobierno y a las fuerzas separatistas, los sacerdotes de Papúa piden al cardenal Ignatius Suharyo Hardjoatmodjo, arzobispo de Yakarta y presidente de la Conferencia Episcopal de Indonesia, que hable sobre los problemas humanitarios que afligen a la provincia. Se preguntan por qué la jerarquía local y nacional no aborda este tema de manera seria y escrupulosa, sobre todo visto los límites impuestos a la libertad de expresión de la población papú, y la explotación de los recursos naturales locales por parte de las corporaciones multinacionales.

Contactado por AsiaNews, el cardenal Suharyo explicó que la Conferencia Episcopal nunca ha guardado silencio sobre el futuro de Papúa: "Hemos hecho varias cosas para llevar al plano concreto la atención y la compasión de la Iglesia por los papúes, cosas que no es necesario hacer públicas". Mons. Aloysius Murwito, obispo de la diócesis papú de Agats, añadió que, además de su compromiso pastoral, el Card. Suharyo y los demás prelados del país ofrecen desde hace años ayuda humanitaria y financiera a la población de la provincia en diversos campos, como educación y salud.

 

INDONESIA_-_1211_-_Papua.jpg