Hebei, la nueva epidemia de Covid-19 provoca una ‘emergencia de guerra’
de Wang Zhicheng

La capital de la provincia de Shijiazhuang, con 11 millones de habitantes, ha quedado aislada. Clausuraron los jardines de infantes, las escuelas y las universidades; se prohíbe viajar fuera de la ciudad; en algunos barrios se impide la libre circulación dentro de la ciudad. Tras la aparición de cientos de casos nuevos, llueven las acusaciones contra los católicos, sus reuniones y los misioneros extranjeros que recibe el país. No se recomienda viajar durante el período del Año Nuevo Chino. Además de Hebei, hay casos en Chengdu (Sichuan), Dalian (Liaoning), Hehe (Heilongjiang) y Beijing.


Beijing (AsiaNews) – Hebei, la provincia que rodea a Beijing, atraviesa una "emergencia de guerra" debido a la nueva ola epidémica de Covid-19. Las medidas de confinamiento obligatorio afectan especialmente a la capital de Hebei, Shijiazhuang, tras el descubrimiento de cientos de nuevos casos de coronavirus.

Ayer, la provincia registró 120 nuevos infectados, y 50 corresponden a  Shijiazhuang; el día anterior, hubo 117. Según las autoridades, los casos se remontan a infecciones contraídas  el 2 de enero.

Shijiazhuang tiene 11 millones de habitantes y ha quedado aislada: las personas y los vehículos tienen prohibido salir de la ciudad. Médicos y personal sanitario - más de 3.000 - se dedican a realizar testeos masivos. Las personas que viven en el distrito de Gaocheng, considerado el epicentro de la infección, tienen prohibido desplazarse de un punto a otro de la ciudad. La estación de trenes de Shijiazhuang suspendió sus servicios; el aeropuerto internacional de Zhengding canceló más de 300 vuelos hasta ayer. En todas las escuelas y guarderías se suspendieron las clases presenciales; la universidad de la provincia envió a los estudiantes a casa, pocas semanas antes del receso por el Año Nuevo Chino.

El comité disciplinario del Partido Comunista ha castigado a tres autoridades gubernamentales por su negligencia en la contención de la propagación del virus. Se trata del subdirector del gobierno de Gaocheng, el subdirector de la sala de emergencias del distrito y el jefe de la aldea de Liujiazuo, donde los contagios se cuentan por decenas.

Algunos miembros del Partido acusan a los católicos de propagar el virus a través de sus reuniones de oración y de invitar a misioneros extranjeros.

El departamento de asuntos civiles de Hebei emitió una advertencia para que toda la provincia reduzca el número de personas que asisten a reuniones como bodas, funerales y celebraciones para el próximo Año Nuevo Lunar.

Según el director adjunto del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, Feng Zijian, el virus que se ha propagado en Hebei probablemente fue importado de Europa.

Cabe destacar, sin embargo, que el rebrote en Hebei no es el único en el país. En las últimas semanas ha habido casos esporádicos en Chengdu (Sichuan), Dalian (Liaoning), Hehe (Heilongjiang) y Beijing.

Muchos gobiernos locales han emitido comunicados pidiendo a la gente que se quede en casa y evite los viajes "innecesarios" durante el período de vacaciones del Año Nuevo chino para evitar la propagación del virus.

ZH-Test_hebei.png