Irán comienza la vacunación contra el Covid-19 con la Sputnik V

El primero en recibir la dosis fue el hijo del Ministro de Salud. Una forma de disipar las dudas e incertidumbres de la población, reacia al producto moscovita. El presidente de la Comisión Parlamentaria de Salud también se opuso a la vacuna rusa. La República Islámica pretende inmunizar a cuando menos el 70% de la población.

 


Teherán (AsiaNews/Agencias) - En estas horas Teherán ha lanzado la campaña de vacunación contra el Covid-19 en el Hospital Imam Jomeini, utilizando el producto ruso Sputnik V. En una ceremonia retransmitida por la televisión estatal, el ministro de Salud, Saeed Namaki, destacó que "la primera persona en recibir la vacuna rusa Sputnik es mi hijo". 

La jornada inaugural - y simbólica - de vacunación se celebró el 8 de febrero, pero la campaña recién estará funcionando a toda marcha en los próximos días. Entre los primeros en recibir la dosis estarán los trabajadores sanitarios en contacto con pacientes que den positivo en el nuevo coronavirus, los ancianos, los discapacitados y los veteranos. 

El primer envío de la Sputnik V llegó a Teherán el 4 de febrero, y las autoridades iraníes aseguraron que están previstos dos envíos más: el 18 y el 28 de febrero. El vocero del Ministerio de Salud Pública, Kianoush Jahanpour, explicó que hasta el momento, la República Islámica ha comprado 2 millones de dosis del producto ruso. 

La revista The Lancet publicó un estudio - cuya transparencia y exactitud está siendo cuestionada por una parte de la comunidad científica -  en el que se afirma que la eficacia de la Sputnik V contra la evolución sintomática del Covid-19 es del 91,6%.  Sin embargo, en los últimos días hubo una fuerte polémica en torno al producto ruso, y el presidente de la Comisión Parlamentaria de Salud se negó a recibir la dosis. El ministro Namaki añadió entonces que el país recibirá 4,2 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, adquirida a través del mecanismo COVAX, respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La República Islámica también está trabajando en la producción nacional de una vacuna para inmunizar a toda la población.

Teherán pretende vacunar al menos al 70% de la población (más de 80 millones de personas en total). Para el fin de año iraní (que se concluye el 20 de marzo), su objetivo es administrar 1,4 millones de dosis a pesar de la escasez de suministros a nivel mundial. En Irán la ciudadanía recibe la vacunación de forma gratuita. 

El nuevo coronavirus ya ha infectado a más de 1,4 millones de personas en Irán. De todo el Oriente Medio, Irán es la nación más afectada por la pandemia, con casi 59.000 muertos por Covid-19.

IRAN_-_campagna_vaccini.jpg