Madhya Pradesh también aprueba una nueva ley contra las conversiones
de Nirmala Carvalho

La votación fue impulsada por los nacionalistas hindúes en el parlamento local, coincidiendo con el 8 de marzo: un "regalo para las mujeres". Para el presidente del Global Council of Indian Christians, es "una medida que promueve el odio, la división y las tensiones entre las diferentes comunidades, poniendo en peligro la vida de las vulnerables minorías cristianas".


Bombay (AsiaNews) - Ayer Madhya Pradesh también aprobó su nueva ley contra las conversiones. Después de Uttar Pradesh y Uttarakhand, gobernados por el BJP (Bharatiya Janata Party), este es el tercer Estado indio que aprueba esta medida, que los cristianos miran con suma preocupación. Sajan K. George, presidente del Global Council of Indian Christians (GCIC) explica a AsiaNews que la normativa "promueve el odio, la división y las tensiones entre las diferentes comunidades de la sociedad".

Presentada oficialmente el 1º de marzo por el ministro del Interior, Narottam Mishra, como una "ley sobre la libertad religiosa en Madhya Pradesh", la normativa sustituye a una ordenanza que estaba vigente desde el 9 de enero. La medida fue aprobada por aclamación, y los diputados del BJP (nacionalistas hindúes) la calificaron como un "regalo para las mujeres con motivo de su día". Según la nueva ley, dijo Mishra, "forzar la conversión religiosa de alguien supondrá de uno a cinco años de prisión y una multa de al menos 25.000 rupias (350 dólares)". En el caso de la conversión forzada de un menor, una mujer o una persona de las castas o comunidades tribales desfavorecidas, la pena podrá oscilar entre dos y diez años de prisión, con una multa de cuando menos 51 mil rupias [700 dólares]".

"En la India laica", comenta George, "es absolutamente contradictorio que el Estado indique qué religión puede seguir una persona o con quién puede casarse. La Constitución india es laica. No existe una religión de Estado y esta ley es una flagrante violación de las libertades personales. En el artículo 25, la Constitución garantiza la libertad de practicar, profesar y difundir cualquier religión".

"Las leyes anti-conversión", añade George, "se llaman, paradójicamente, leyes para la libertad religiosa. Existen desde hace mucho tiempo en la India; las primeras se aprobaron en Orissa". Según los datos recogidos por la policía de Madhya Pradesh, explica el presidente del ICG, de los 23 casos recogidos desde la entrada en vigor de la ordenanza fechada el 9 de enero, la mitad, al menos, tienen como implicados a personas cristianas. “Son todas acusaciones inventadas; los vigilantes atacan, intimidan e incluso interrumpen las reuniones familiares, a las que rotulan como ‘actividades de conversión’".

Estos grupos de derecha, nacionalistas, concluye George, gozan de la aprobación tácita del Estado. "Usando medios violentos, ponen en peligro las vidas de minorías cristianas vulnerables. La teoría sobre las conversiones está extendida en el país a pesar de que la comunidad mayoritaria representa el 80% de la sociedad".

INDIA_-_0903_-_Legge_anti-conversione.jpg