Ulemas indonesios: la vacuna AstraZeneca es lícita 'en caso de emergencia'
de Mathias Hariyadi

La respuesta oficial del Mui a la reciente polémica que estalló recientemente en el país. Un enfrentamiento por la conformidad del producto con los dictados del Islam. La empresa farmacéutica anglo-sueca niega que contenga productos de origen animal, y concretamente derivados del cerdo.

 


Yakarta (AsiaNews) - En respuesta a la polémica que se ha planteado recientemente en el país, el poderoso Consejo Ulema de Indoniesia (Mui) ha dictaminado que la vacuna AstraZeneca contra el Covid-19 se puede utilizar en "situaciones de emergencia". Sin embargo, la razón de la controversia no es la validez del producto o su seguridad en el uso, como sucedió en los últimos días en Europa, sino el hecho de que cumpla con los dictados del Islam y no contenga componentes prohibidos (o "haram").

En el pasado surgieron controversias y enfrentamientos dentro del Islam, desde Indonesia hasta Argelia, sobre la posibilidad de usar la vacuna como arma para combatir la pandemia de coronavirus. Dada la situación de profunda emergencia, al final prevaleció la decisión de dar el visto bueno, aunque las dudas y desacuerdos internos no se han superado por completo.

El Mui ha publicado la fatwa 14/2021, que se refiere precisamente a la regulación del uso de AstraZeneca, la vacuna creada en colaboración con la Universidad de Oxford a la que se acusa de contener elementos de cerdo en el proceso de producción. Una acusación que la farmacéutica anglo-sueca ha negado rotundamente, calificándola de infundada, mientras que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha establecido que es segura incluso para las personas mayores.

La vacuna AstraZeneca, dijo hoy Mui Asrorun Niam Sholeh, miembro de la comisión, "está bien y ahora la usaremos".

Ayer por la mañana la cúpula de la empresa farmacéutica publicó una nota oficial en la cual rechazan lo que califican como falsas acusaciones: "No utilizamos ningún elemento de origen animal (cerdo)". "Nuestras vacunas - continúa el comunicado - se han vendido al menos a 70 países, incluyendo varios estados de Oriente Medio como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (Eau), Kuwait, Bahréin, Omán, Argelia y Marruecos".

El presidente Joko Widodo también se pronunció sobre la controversia, afirmando que todas los organismos y grupos musulmanes, entre ellos Nahdlatul Ulam, han aprobado el uso de AstraZeneca. El viceministro de Salud Dante Laksono, por su parte, quiso tranquilizar a los ciudadanos sobre la seguridad de la vacuna: las dosis se distribuirán próximamente en varias provincias del país y serán inoculadas antes del 31 de mayo.

 

INDONESIA_-_mui_e_vaccini.jpg