Llamamiento al Patriarca Kirill para que salve a Navalny. Arrestaron a sus partidarios
de Vladimir Rozanskij

El pedido figura en una carta abierta de la activista Zoja Svetova. Navalny, el bloguero opositor a Putin, lleva 15 días en huelga de hambre y ha perdido 10 kilos. Su petición de un ejemplar del Corán y de la Torá fue rechazada. El desprecio de Ramzan Kadyrov, el líder islámico checheno, amigo de Putin. Allanaron la sede del partido e impidieron la publicación de la revista online Doxa. La lucha contra una probable victoria de los "navalnistas" en las elecciones parlamentarias.


Moscú (AsiaNews) - El Patriarca de Moscú Kirill (Gundjaev) debe interceder por Alekséi Navalny, para que se le brinde atención médica cualificada. El llamamiento figura en una carta abierta de Zoja Svetova (hija de la disidente antisoviética Zoja Krakhmal'nikova), una conocida activista de los derechos humanos y comentarista de los medios de comunicación de la MBK.

Navalny, opositor de Putin, lleva 15 días en huelga de hambre, y ha perdido más de 10 kilos. Su estado físico se ha deteriorado.

En su llamamiento, Svetova le pregunta a Kirill: "¿Ha oído usted que a pocos kilómetros de Moscú, en la ciudad de Pokrov, el cristiano Alekséi Navalny lleva dos semanas en huelga de hambre? (...) También está sufriendo las consecuencias de un envenenamiento, y no hace falta ser médico para entender que Alekséi corre grave peligro de muerte... Invocamos su misericordia; el director del campo de concentración no nos escucha, pero podría escuchar a Su Santidad".

Navalny también solicitó permiso para leer un ejemplar del Corán que llevó al campo, pero le fue denegado (sus libros están sujetos a una verificación por "extremismo", por ello tuvo que recurrir a las autoridades del campo).

El líder checheno Ramzan Kadyrov, un gobernador de fe islámica muy cercano a Putin, solicitó a los directivos de la Colonia Nº 2 de Pokrov que no entreguen el libro del Profeta "al político islamófobo, que utilizaría el Corán para sus fines políticos, usando sus citas como provocaciones". El líder checheno acusó a Navalny de ser "un enemigo y un traidor que ha  vendido su patria... hemos visto a muchos de estos agitadores que se venden al mejor postor, que no tienen principios morales ni respeto por la cultura y la religión, que llevan la máscara de la sinceridad y la pureza; conocemos sus métodos de sabotaje".

Además del Corán, Navalny habría solicitado ejemplares de otros libros sagrados que le pertenecían o que sus amigos habían encargado en librerías, como la Torá y el Talmud judíos. Los representantes de la comunidad judía, a diferencia de los musulmanes, dijeron que "no les preocupa en absoluto si Navalny se interesa por la tradición judía”. “En el último año hemos publicado más de 100.000 ejemplares de la Torá, creo que es un texto que puede interesarle a cualquier persona", dijo el jefe de Relaciones Públicas de la Federación Rusa de Comunidades Judías, Borukh Gorin.

Mientras tanto, en el país continúan los allanamientos, las restricciones y los arrestos de miembros de grupos que apoyan a Navalny a nivel regional. Cerca del campo de concentración donde se encuentra recluido el bloguero, detuvieron al vicejefe de la asociación “Alianza de los Médicos” Sergej Rybakov. El líder insistía para que se permitiera el ingreso de personal médico especializado al campo de Pokrov. Junto con Rybakov fueron detenidas 9 personas, y se incrementó la vigilancia en las inmediaciones, para evitar la afluencia de simpatizantes del bloguero detenido.

El 14 de abril allanaron los domicilios de varios estudiantes universitarios que participan en la redacción de la revista online Doxa. La publicación es obra de un colectivo de estudiantes de la prestigiosa Escuela Superior de Economía de Moscú, y en ella participan alumnos de otros institutos, no sólo de la capital. También allanaron la redacción de la revista, y esa misma noche bloquearon sus actividades, imponiendo varias restricciones y dictando el arresto domiciliario de los jóvenes periodistas, a los que también se acusó de estar vinculados a Leonid Volkov, el coordinador de los grupos de Navalny. El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, justificó la acción policial alegando que en la revista "no se trataban cuestiones estudiantiles".

Para muchos observadores, la mayor preocupación del Kremlin es la campaña electoral en curso. Por todos los medios, intenta impedir que los navalnistas -como se denomina ahora a los simpatizantes y activistas vinculados al bloguero- se conecten asiduamente con los partidos lejanos a Putin. Según la publicista Marina Šapovalova, "la estrategia del voto útil se vuelve más peligrosa en las elecciones parlamentarias, en las que no se eligen individuos para que gobiernen, sino que se perfila una política más amplia y se destacan categorías de ciudadanos, que podrían oponerse a la línea ideológica de quien está al mando del país".

RU-Nav-lager.png